Vista do Pazo de Mariñán. Foto: Turismo de Galicia.
Vista do Pazo de Mariñán. Foto: Turismo de Galicia.

Pazo de Mariñán: un vergel único sobre la ría de Betanzos

El jardín está integrado en la Ruta de las Camelias y cuenta con ejemplares centenarios recogidos en el Catálogo de Árbores Senlleiras de Galicia

A tan sólo 25 kilómetros de A Coruña, en el ayuntamiento de Bergondo y a orillas de la ría de Betanzos y el río Mandeo se encuentra una de las construcciones civiles más emblemáticas de Galicia: el Pazo de Mariñan y su espectacular jardín, integrado en Ruta de las Camelias y con árboles únicos recogidos en el Catálogo de Árbores Senlleiras de Galicia. Sin duda una visita obligada para todas las personas interesadas en conocer y profundizar en el patrimonio cultural y natural gallegos.

Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico y Monumental en octubre de 1972. Esta declaración dio alas a la Diputación de A Coruña -su actual propietaria- para acometer una amplia, ambiciosa y cuidada intervención rehabilitadora y museística e impulsar la puesta en valor de su patrimonio natural, al que incorporó nuevas actuaciones paisajísticas como el “Jardín de la Palabra”. En este lugar visitantes ilustres plantan un árbol y escriben un mensaje para la posteridad, como ya lo hicieron, entre otros, Manuel María, Luz Pozo, Mario Benedetti, Ernesto Cardenal, Bernardino Graña, José Hierro, Camilo José Cela o Salvador Bolaño.

Recientemente el Pazo de Mariñán ha obtenido el sello Observer de Destino de Turismo Científico, lo que acredita su doble apuesta por la divulgación del conocimiento -en este caso en tres áreas: botánica, historia y arquitectura-  y por la promoción de turismo sostenible, que huye de la masificación y aboga por la calidad, la identidad y la divulgación científica.

El Pazo de Mariñán -conocido también como Quinta de Bergondo o Casa de Láncara– tiene sus orígenes en una defensa militar construída en el siglo XV por orden de Gómez Pérez de las Mariñas, caballero de la corte de Juan II que tuvo un papel protagonista en la Revuelta  Irmandiña. Poco a poco fue abandonando su carácter defensivo para transformarse en un noble conjunto palaciego-residencial. Fue pasando de padres a hijos -en una sucesión en la que emparentaron familias nobles gallegas como Ribadeneira, Lemos, Pimentel, Oca, Sotomaior o Suárez de Deza- hasta llegar a Gerardo Bermúdez de Castro y Suárez de Deza quien, soltero y sin hijos, decidió legarlo a la Depuración de A Coruña en 1936 para fines sociales. Fue hospicio durante más de tres décadas. En la actualidad, además de ser museo y pinacoteca, acoge actos institucionales y actividades socioculturales.

Xardín do Pazo de Mariñán. Foto: Turismo de Galicia.
Jardín del Pazo de Mariñán. Foto: Turismo de Galicia.

El Pazo tiene una estructura en “U” y un predominio estilístico barroco aunque su fachada principal, presidida por una escalinata “imperial” nos dirige la mirada a la arquitectura palaciega italiana. Una impresión ratifícala por los muchos motivos decorativos que la  complementan: jarrones, bustos, pináculos, rostros pétreos… A su valor arquitectónico e histórico suma una importante pinacoteca de obras de arte de los siglos XIX y XX, muchas de ellas de artistas gallegos como Modesto Brocos, Román Navarro, Dionisio Fierros, Ovidio Murguía Castro, Vilafinez, Álvarez de Sotomayor, Seijo Rojizo, Isaac Díaz Pardo…

Si la escalinata monumental que mira a la ría nos da paso al grandioso parterre geométrico de boj del jardín principal, que se construyó sobre un primer diseño del siglo XVIII que se cree obra del paisajista Martin Thiebe; el acceso al Pazo nos indica que nos adentramos en un espacio natural único, 17 hectáreas en las que conviven formaciones clásicas de jardín ornamental, jardín hortícola, arboleda frutícola y bosque.

El Pazo de Mariñan está en la Ruta de las Camelias de Galicia por derecho propio, al contar con numerosas camelias antiguas de gran desarrollo multicontral a las que se han ido sumando  a lo largo del tiempo distintos ejemplares, todos de la variedad Camellia Japonica, que dan gran colorido al jardín a finales del invierno.

Un visitante atento encuentra en este espacio natural un tratado de botánica viviente, una colección de árboles únicos, centenarios y especies raras y exóticas llegadas de todo el mundo que hablan de la fertilidad y “hospitalidad” de la tierra gallega.  En esta enumeración hay arbolado monumental como plátanos de sombra de hasta 50 metros de altura, chopos negros o eucaliptos centenarios que, según la tradición, nacieron de las semillas que Fray Rosendo Salvado, arzobispo de Nueva Nursia, trajo de Australia en el siglo XIX para regalárselas a sus amigos propietarios de pazos en Galicia para ser plantadas como árboles ornamentales exóticos. También encontramos árboles autóctonos seculares: tejos, madroños y ancianos ejemplares de mirto común, rododendros o especímenes raros en jardines gallegos como la Clethra arborea, el ciprés de Portugal, la palmera datilera o el fresno del Maná.

El disfrute del Pazo de Mariñán tiene un perfecto colofón en la visita a Bergondo, en pleno corazón de As Mariñas.


Más información:

  • Horario de visitas
  • Teléfono de atención a visitantes: 673 050 399
  • Correo: pazo.marinan@dacoruna.gal
  • Endereito: Mariñán 15165 Bergondo
  • Teléfono: 981 777001
  • Fax: 981 794404
  • Teléfono Servizo de Patrimonio: 981 080366
  • Central Deputación provincial da Coruña: 981 080300
  • Dónde comer
  • Dónde dormir

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Please enter your comment!
POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.