La cumbre del monte Facho, santuario del dios Berobreo, con las islas Cíes al fondo.

O Facho: viaje al santuario del dios Berobreo

El mítico enclave situado en Donón (Cangas), en el confín de la ría de Vigo, es un lugar mágico y uno de los grandes centros de culto de la Antigüedad

Un lugar mágico donde los antiguos galaicos adoraban al dios Berobreo. Desde el monte Facho, en el confín de la península do Morrazo, las vistas son espectaculares sobre las islas Cíes. Hoy, sigue sobrecogiendo al visitante en una cima desde la que cada día el sol cae al mar y termina el mundo.

Hasta finales del siglo XX, el culto a Berobreo era desconocido para la historiografía, hasta que trabajos arqueológicos en colaboración con investigadores alemanes dieron a la luz este santuario bajo imperial, activo en el siglo IV d.C., y construido sobre un antiguo y próspero castro de la Edad del Hierro, que siguió activo durante la dominación romana.

O Facho se levanta 157 metros sobre el nivel del mar en el lugar de Donón, en Cangas. La visita supone un paseo que apenas exige esfuerzo, en menos de media hora desde el mirador de Cabo Home, en el extremo más occidental de la península do Morrazo.

El antiguo puesto de vigía en el monte Facho.

En la ruta hacia la cima, podemos ver petroglifos señalizados, que representan inscripciones de caráter religioso, probablemente vinculadas al dios Berobreo. Arriba, el poblado castreño se encuentra musealizado, con pasarelas de madera que nos permiten visitar las antiguas viviendas castreñas. Los arqueólogos creen que este asentamiento estaba poblado desde el siglo IV a.C., pero que entró en decadencia con el cambio de milenio, para vivir un segundo esplendor hacia el siglo II d.C.

El santuario del dios Berobreo registra el mayor número de exvotos localizados hasta la fecha en la península Ibérica. Un total de 174 aras aquí encontradas, algunas de apenas medio metro y otras de 1,70 metros, que conformaban un bosque de aras en lo alto del monte, la residencia del dios.

En el lugar fueron halladas 174 aras de piedra consagradas al dios, la mayor concentración de la península Ibérica

Las inscripciones indican que Berobreo era un lar de la muerte, relacionado con la enfermedad, al que los fieles acudían para pedir salud. El texto más usado en estas aras de piedra rezaba: DEO LARI BREOBREO ARAM POSVI”, junto a la fórmula: “PRO SALVTE”. Lo que viene a invocar al Dios Lar Berobreo protector de la encumbrada cima.

Además, han sido encontradas aras a medio labrar en piedra y todavía sin inscripciones, lo que indica que había en las proximidades una factoría encargada de fabricarlas para los peregrinos. Porque en el monte Facho estamos ante uno de los más grandes santuarios de la Antigüedad en el Noroeste de la pensínsula Ibérica. En una época de bonanza económica y pujanza de los castros de la Rías Baixas, cuando en la ría de Vigo abundaban las salinas y las factorías de salazón que exportaban al resto del orbe romano, mientras las clases acomodadas vivían en villas como la de Toralla, en la playa de O Vao, hoy musealizada y visitable, en el término municipal de Vigo.

El alto de O Facho ofrece vistas de prodigio.

En la cima del monte de O Facho, hoy vemos una singular construcción en piedra. Se trata de uno de los puestos de vigilancia que, durante el siglo XVIII, se instalaron en lugares estratégicos de la costa de Galicia. Estaban dotados de guardias que vigilaban el horizonte infinito y que prendían fuego en señal de alerta si vislumbraban una escuadra enemiga.

Hoy, en la cima del monte Facho, ante el altar del dios Berobreo, también nosotros podremos escudriñar el infinito, ante el Atlántico y las islas Cíes, en la cumbre de un lugar verdaderamente mágico.

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Please enter your comment!
POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.