Cambio de era: el sistema se va a ‘blockchainizar’

La salida a bolsa de Coinbase ha sido, probablemente, el hito que marca una nueva etapa en la aceptación y regulación de cripto

¡Hola! ¿Cómo va todo? Hoy retomo esta bitácora reflexionando sobre el proceso de aceptación del criptomundo por el sistema financiero tradicional. Y, posteriormente, profundizaré en el evento que puede ser el hito de referencia en esta relación, la salida a bolsa de Coinbase.

“Primero te ignoran, después se ríen de ti, luego te atacan, entonces ganas.”

La frase, supuestamente de Gandhi, es muy adecuada para explicar la relación entre el establishment y el mundo cripto. El paper de Satoshi Nakamoto y la consecuente puesta en marcha de la blockchain de Bitcoin no fueron muy llamativos para el mundo de las finanzas. De hecho pasaban por ser cosas de friki de la criptografía y cypherpunks. Pero en cuanto llegó la primera “burbuja” en la que 1 Bitcoin llegó a valer 100$ para después derribarse, las carcajadas y desprecios fueron sonados. Pero pasó el tiempo y el precio se recuperó, la blockchain de Bitcoin siguió funcionando sin ningún problema 24 horas al día durante más de diez años y, entonces, empezó a hablarse de la amenaza que suponía para el sistema actual. Luego comenzaron los comentarios amenazantes, despreciativos o directamente las trabas para comprar o transferir fondos propios a exchanges. Pero siguió pasando el tiempo y las cosas cambiaron. Fíjate en el contraste de estos titulares:

Hay muchísimos mas ejemplos, pero aquello de que “si no puedes con tu enemigo únete a él”, está siendo aplicado por buena parte de las empresas del mundo financiero. También fuera de este: ya hemos hablado de los movimientos de Tesla comprando Bitcoin a la que se sumaron muchas más compañías.

No todo el mundo cambió de opinión tan rápidamente. Recientemente, Charlie Munger, el número dos de Warren Buffet, el mayor inversor de todos los tiempos, hizo unas simpáticas declaraciones. “Por supuesto que detesto el éxito de Bitcoin. Modestamente creo que todo su desarrollo es asqueroso y contrario a los intereses de la civilización”, dijo.

Estas declaraciones muestran que hasta sus detractores asumen el éxito de una moneda de la que el propio Buffet decía, no mucho tiempo atrás, que no tenía ningún valor. Los memes y reacciones no se hicieron esperar, incluida la de quien le recuerda sus grandes inversiones en agua con azúcar.

Otro buen ejemplo es el banco BBVA, que invirtió muy pronto en Coinbase, lo que le reportó grandes beneficios, pero que tiene una larga historia de dificultar o directamente impedir a sus clientes que envíen su propio dinero a la empresa de la que el banco es accionista. Algo que hacen muchos bancos españoles. Y si estás preguntándote esto, la respuesta es sí: pueden legalmente prohibirte enviar tu dinero donde quieras.

Los otros grandes afectados por la disrupción de blockchain, los bancos centrales, hace tiempo que están discutiendo como implementar sus propias monedas digitales (en inglés CBDC: Central Bank Digital Currency). Y, como no podía ser de otra forma, el Yuan digital es el que parece más avanzado. Al principio y sin darle muchas vueltas pensé que simplemente querían poner el adhesivo blockchain a lo que están haciendo ahora. Pero leyendo y reflexionando creo que es muy relevante el interés en la cadena de bloques, ya que permite tener un sistema único, programable, auditable y confiable de contabilidad de una divisa. Cosa que hoy no hay ni de lejos. Obviamente será una criptomoneda muy diferente a las actuales y estará bajo el control de las autoridades. Pero si esto no es un ejemplo de una victoria tecnológica, ya no sé que puede serlo.

Es habitual comparar la aparición de blockchain con la aparición de internet. Hoy nos parecen común, pero cuando comenzó internet se abría delante de nosotros un nuevo mundo que estaba en un espacio virtual (en línea) que era diferente pero empezaba a mezclarse con el espacio real (off line). Para acceder a ese mundo necesitamos que una compañía de telecomunicaciones nos dé acceso al mundo en línea. De igual forma, muchas cosas que suceden en la blockchain (on chain) tienen que relacionarse con otras que suceden en el mundo real (off chain) y viceversa. Para eso necesitamos a los oráculos y sobre todo a las casas de cambios. La salida a bolsa de Coinbase simboliza que la pieza que permite acceder al mundo cripto fue aceptada por el sistema. No es una empresa que salió a bolsa, es que el sistema se ‘blockchainiza’.

Coinbase sale a bolsa

El mercado de intercambio de criptomonedas Coinbase se dispara en su debut en bolsa

Coinbase es una casa de cambios con probablemente la mejor reputación y relación con el establishment de EE.UU. Desde hace tiempo su estrategia ha consistido en crear una plataforma muy sencilla de usar, que solo deja operar con criptomonedas consolidadas y evita productos que no le gustan al regulador como las opciones, los futuros y el apalancamiento en general. La estrategia culminó con la salida a bolsa el día 14 de abril de 2021. Pero esto no ha hecho más que empezar.

La historia de Coinbase es muy prototípica del emprendimiento en los Estados Unidos. Un ingeniero de alto nivel llamado Brian Armstrong descubre el mundo cripto en 2010 y queda fascinado. Empieza a descubrir lo difícil que es comprar y vender Bitcoin en aquella época y decide empezar a programar una aplicación web para hacerlo fácil. Armstrong trabajaba en la ya prometedora compañía Airbnb como ingeniero informático, en la parte de detección de fraudes. Así que decide dedicar el tiempo libre a su idea. Poco a poco va tomando forma y conociendo el mundo cripto en profundidad. Con un prototipo funcional decide enviar su idea a la hoy mítica incubadora de startups Y Combinator. Lo aceptan e invierten 150.000$ en Coinbase, lo que propicia su abandono de Airbnb. Hace un tiempo, en Y Combinator sacaron un recomendable artículo contando lo que les llamó la atención de Brian y su idea. También se pueden consultar las diapositivas de presentación de la idea, como la que ves a continuación.

Brian era consciente que necesitaba un compañero para esta aventura así que se puso a buscarlo. Es como ligar, decía, así que comenzó poniendo un comentario en el conocidísimo foro de emprendedores Hackernews y Reddit. Más de 50 “citas” después encontró a Fred Ehrsam, con experiencia como trader en Goldman Sachs y conocimientos técnicos. Ambos se convirtieron en fundadores de Coinbase y también en compañeros de piso.

Left to right: Fred Ehrsam and Brian Armstrong

Pues ya estaría. Idea, equipo, plan, financiación… ¡Pues no! Obviamente la idea de ser la puerta de acceso a Bitcoin está estrechamente ligada a la adopción de esta. Pero entre 2014 y 2017 el mundo cripto estaba muerto y estigmatizado. Todo el mundo le decía a Brian que era una mala idea, que Bitcoin era para traficantes, que eso nunca lo tendrían en cuenta otras empresas, que estaba desperdiciando la oportunidad de trabajar en una empresa tan potente como Airbnb. Llega 2017, el resurgimiento de las criptomonedas. Precios multiplicados por 10 y una atención y adopción extraordinaria. Esa explosividad era una gran oportunidad para consolidarse. Pero casi se los lleva por delante. La enorme cantidad de usuarios y operaciones que tenían que realizar llevó a problemas técnicos en momentos críticos. A pesar de los errores ese año consiguieron convertirse en la casa de cambios más confiable.

A principios de 2018 Bitcoin toca techo y entramos en el criptoinvierno. De hecho, en el inolvidable marzo de 2020, debido al shock de la pandemia, Bitcoin llega a los 4000$, la quinta parte del alcanzado en 2017. Pero durante este tiempo Coinbase sigue mejorando, implementando novedades y sobre todo preparándose para salir a bolsa. Sí, lo que parecía una locura inicialmente, comienza a tomar forma en momentos difíciles de las criptomonedas. Pero nuevamente llega otra explosión en 2021, momento en el que estaba planeada oferta pública de venta (IPO en inglés). Los astros volvían a estar alineados. Números meteóricos y salida a bolsa.

coinbase user growth

Con más de 50 millones de usuarios, que les generaron en el primero trimestre de 2021 alrededor de 1.800 millones de dólares prácticamente solo de comisiones. Sí, solo de comisiones por intercambio. Imagina el que pueden hacer con la grande cantidad de servicios que se le pueden añadir a un exchange. El contraste con los bancos tradicionales es tremendo, y más cuando coincide en el tiempo con despidos masivos en España. Como además la suerte futura de Coinbase está relacionada con el mundo cripto, algunos inversores tradicionales que prefieren no entrar on chain ven Coinbase como una inversión indirecta en las criptomonedas.

Así que la salida a bolsa se preveía montón de FOMO. Y así fue, empezó a cotizar la $328 la acción y con el paso de los días fue cayendo el precio hasta los $263. Los IPOs son momentos clave porque la compañía pasa de tener inversores privados a inversores públicos. O lo que es el mismo, a someterse a que cualquiera pueda comprar y vender acciones. De hecho los primeros días se filtró que parte del equipo había vendido grandísimas cantidades de acciones, claramente una mala señal. Aunque posteriormente se matizó mucho esta información.

Como conclusión no puedo más que volver a la comparación con el surgimiento de internet. ¿Estaremos delante de un Amazon que se come el comercio mundial? Es decir, ¿será Coinbase un devorador de bancos tradicionales? ¿O será un Yahoo con grandes perspectivas que se frustran por nuevos competidores que los mejoran? ¿Será un Terra que queda arrasado en la nueva burbuja “.com”? ¿Puede ser Coinbase el punto de inflexión a una nueva era cripto o el principio de la burbuja? Todo son dudas porque tengo la sensación de estar delante de un cambio de época.

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Please enter your comment!
POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.