Betanzos iglesia

Imagen del centro de Betanzos.

Betanzos, la ciudad matemáticamente perfecta

Un libro avala la teoría de que los resultados electorales de la localidad coruñesa son extrapolables a toda Galicia

carmen-cotelo3

La autora del libro, Carmen Cotelo. (Foto: La Voz de Galicia)

En la película Ciudad Mágica, una compañía dedicada a los sondeos de opinión busca y encuentra su “milagro matemático”: una pequeña ciudad cuya opinión sea indicadora de la del resto del país. Aquel pequeño Grandview que salvará a James Stewart y a su empresa de la bancarrota tiene su trasunto en Galicia: un conocido municipio de apenas 13.000 habitantes pequeño en tamaño pero grande en historia. Cada año desde la década de los ochenta, lo que vota Betanzos lo vota Galicia, muy especialmente en tres mesas electorales, lo que la convierte en una especie de Magic Town a la gallega.

Bien lo sabía un forofo de la demoscopia como Manuel Fraga, muchos años ministro de Información, que conocedor de su valor estadístico reclamaba los resultados de la localidad coruñesa con prontitud cada noche  electoral. “¡Háganme el test de Betanzos!”, reclamaba a gritos el expresidente de la Xunta mucho antes de serlo, y antes también de que la sofisticación de las encuestas hiciese decaer el interés por el milagro betanceiro. Probablemente sin saberlo, Fraga estaba buscando en Galicia lo mismo que el matrimonio de sociólogos Robert Lynd Staughton y Helen Lynd Merrell en los Estados Unidos de los años veinte hasta dar con Muncie, Indiana, rebautizada como Middletown, la primera ciudad media de la historia de la sociología. Para esa ciencia, fue el nacimiento de las ciudades que por su composición social representan un país, lo que daría origen a los llamados estados middletown.

La primera vez que la periodista y funcionaria de carrera Carmen Cotelo oyó hablar del fenómeno Betanzos fue hace unos 30 años, cuando entrevistó al entonces alcalde de la localidad, Manuel Lagares. Mucho tiempo de después, aquella teoría queda plasmada en el libro Betanzos, magic town (Biblos), que acaba de publicar con el apoyo del profesor de Estadística de la Universidad de A Coruña Salvador Naya. “Es la demostración científica de que Betanzos es la ciudad matemáticamente perfecta de Galicia y la única de España”, sostiene Cotelo, que aporta como explicación de ese fenómeno un entramado social y demográfico muy similar al del conjunto de Galicia.

Betanzos.grafico1

Betanzos.grafico2

Tirando del hilo de lo que le contó Manuel Lagares, Cotelo recordó un artículo publicado en 1985 por el periodista Javier González Méndez en el que se mencionaba el test de Fraga, pero habían pasado demasiados años para que el propio articulista acertara a precisar el origen de la anécdota. La escritora consultó con quien fue uno de los más estrechos colaboradores del expresidente de la Xunta, su asistente durante muchos años José María Veloso. “Por orientativo, Betanzos tenía la ventaja de ser una población que no era ni ciudad ni rural, no era de población mayor ni joven, con lo cual se daba una mezcla sociológica que podría marcar tendencias de voto”, explica Veloso en el libro. “Es decir”, apostilla Cotelo: “Betanzos era para Fraga la cápsula que le daba la media de lo que pensaba Galicia”.

Cotelo comentó hace un par de años la vieja anécdota del alcalde betanceiro con el profesor Naya para realizar un trabajo de fin de asignatura, en el que analizó los resultados en elecciones en el ayuntamiento gallego y en otros tres de similar tamaño: San Lorenzo del Escorial, Bollullos y Sanlúcar la Mayor. “Los índices de coincidencia resultaron ser altísimos en el caso de Betanzos”, precisa la autora. “Comprobamos que, sobre todo en las elecciones autonómicas, donde las candidaturas que se presentan son más uniformes y hay menos factores de distorsión, el grado de coincidencia era elevadísimo”. El proyecto de asignatura evolucionó hasta convertirse en proyecto de fin de máster y finalmente en el libro, publicado en octubre de 2013.

“Fraga solía reclamar el test de Betanzos en las elecciones”, recuerda Carmen Cotelo, autora de ‘Betanzos, magic town’

En ese camino se realizaron hallazgos inesperados. “Todas las mesas electorales de Betanzos menos una, y son más de 20, tienen un coeficiente de correlación de Pearson –que mide el grado de relación entre dos variables–  superior al 0,90, que ya es altísimo, pero es que en muchas es de 0,9999”, subraya Carmen Cotelo. Otra sorpresa se produjo al estudiar la evolución de esa relación en el tiempo. “El número de mesas que se acerca a la unidad se incrementa con los años”, con tres que superan ese 0,9999 en las elecciones generales de 2011, las de la victoria de Rajoy. Dicho de otro modo: Betanzos se parece cada vez más a Galicia.

La pirámide de población facilitó la clave principal. “El análisis de la distribución de la población realizada por el Instituto Galego de Estatística demuestra que la población de Betanzos puede ser considerada como un reflejo de la de Galicia. Además, su composición rural y urbana acentúa esa similitud”, argumenta la autora del libro. “Una aproximación a la realidad de esta localidad demuestra que da el tipo de una ciudad media de Galicia”, abunda Cotelo.

La elaboración del libro permitió a su autora acertar con la primera ocasión documentada del factor Betanzos en una actuación demoscópica. Fue la noche de las elecciones de 1982, la de la victoria de Felipe González y el PSOE. Es conocida la anécdota de que Alfonso Guerra, entonces al frente del partido y gran experto en la materia, clavó los datos cuando el recuento apenas acababa de comenzar. Entre las mesas test en que basó su predicción, Guerra eligió una selección de las de los 17 ayuntamientos del partido judicial betanceiro. La mítica imagen de la victoria en el hotel Palace, con Guerra levantando el brazo de González, certificó la precisión de la Magic Town gallega.

Unha resposta a “Betanzos, la ciudad matemáticamente perfecta”

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.