Un monasterio gallego tiene grabada la inscripción ‘Qué miras bobo’ desde el siglo XVI

El curioso lema se atribuye al maestro cantero Pedro Rodrígues, quien se ocupó de los trabajos de reconstrucción del edificio

'Que miras bobo', a incrición gravada en pedra que se pode ver no mosteiro de Samos.
'Que miras bobo', a incrición gravada en pedra que se pode ver no mosteiro de Samos.

Qué miras bobo? Esa es la curiosa inscripción que decora uno de los medallóns de una piedra del monasterio de Samos. Se puede ver paseando por el claustro gótico, construido sobre lo anterior de estilo románico, que fue destruido por un incendio a mediados del siglo XVI. En la web del monasterio hacen referencia al llamativo grabado como buen ejemplo de la «picaresca medieval«. Las letras rojas hacen que la inscripción, escrita «en forma xeroglífica», sea aún más atractiva a ojos del lector. Al parecer, esta frase humorística es atribuida a Pedro Rodrígues, un maestro cantero monfortino que se encargó de llevar a cabo las obras de la reconstrucción del claustro entre 1562 y 1582.

La inscripción es uno de los hallados más curiosos del también llamado claustro de las Nereidas, de planta cuadrada y con una piedra muy trabajada. En el tramo de bóveda situado ante la porta del refectorio se confirma la fecha de comienzo y final de la reconstrucción, así como el nombre del maestro de obras encargado de los trabajos. Desde el monasterio especifican que estos datos sólo se corresponden con la planta baja y que el nombre del pícaro arquitecto es lo del «Pedro Rodrigues natural de Monforte», tal y como aparece inscrito en la piedra del claustro. Su variada y trabajada ornamentación contrasta con el claustro de Feijoo, más austero.

Vista general del monasterio de Samos. Crédito: Wikimedia Commons / José Antonio Gil Martínez

Un importante complejo monástico

El monasterio está situado junto al río Sarria y suele llamar la atención de los visitantes por sus amplias dimensiones. A pesar de que desde fuera proyecta una imagen de austeridad, esto contrasta con sus claustros, construidos en piedra de granito. Mas específicamente con el claustro gótico, donde aparece la curiosa inscripción de Qué miras bobo. En el que respeta al origen del nombre, es de ascendencia visigoda. Durante siglos fue conocido como Mosteiro de Sámanos pero con el paso del tiempo fue reducido a Samos, como es conocido actualmente. Además, es el monasterio habitado más antiguo de España, segund afirman en su página.

Los monjes del monasterio son benedictinos y no se sabe con certeza en que momento pasaron a ser designados cómo tal. Se estima que pudo ser la mediados del siglo X. Otra de las aproximaciones temporales es que, por una lápida, se sabe que la mediados del siglo VII el obispo de Lugo, Ermefredo, restaura el monasterio. Más allá de su importancia histórica y actual y de su huella en el arte, con diferentes estilos entre los que se incluyen el románico y el gótico, el monasterio de Samos encuentra un hueco en la historia de la picaresca medieval. El humor del maestro cantero sobrevivió al paso del tiempo y la inscripción geroglífica se conserva intacta. Qué miras bobo?, te preguntará Pedro Rodrígues si paseas por el claustro. Es una forma de avisarte de que disfrutes bien de la visita y no te distraigas con tanta facilidad.

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Please enter your comment!
POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.