Tiburón ballena.

Tiburón balea.

Los 42 nuevos peces que llegan a Galicia

“Hace ya unos años Rafael Bañón describía los nuevos pobladores de los mares gallegos. Especies raras de peces fuera de su hábitat marino natural. Los expertos apuntan que el cambio climático, que provoca el calentamiento del agua del mar, está detrás de estas extrañas migraciones, cada vez más habituales en nuestras costas”.

Tiburón peregrino.

Tiburón peregrino.

“En la plataforma marina gallega viven 398 especies de peces. Esta es la cifra que refleja la última actualización del inventario de ictiofauna realizado por el biólogo y experto en taxonomía de peces, Rafael Bañón. Su trabajo documenta 42 nuevas, en su mayor parte de origen tropical o subtropical, y cuya presencia en estas aguas, según apuntan los expertos, puede estar relacionada con el cambio climático. El origen de esta presencia de especies exóticas se explicaría por el alza de las temperaturas en su hábitat natural y las alteraciones en las corrientes marinas que modifican las rutas migratorias.”

“La presencia de estos raros ejemplares ha aumentado en los últimos años y el proceso va a más. Los científicos han constatado también la aparición de otras especies de procedencia boreal, de aguas profundas o de origen desconocido.”

“El inventario distingue dos tipos de especies, dentro de la amplia gama de las etiquetadas como nuevas, raras o poco conocidas de peces marinos que aparecieron en aguas de Galicia en los últimos años. Por un lado, está el grupo de especies costeras, casi todas de origen africano (tropical), es decir, aquellas cuyo rango de distribución conocido era el Atlántico oriental y no sobrepasaba el Estrecho de Gibraltar, mientras que en los últimos años se ha desplazado hacia el norte.”

A veces nos sorprende la presencia de “los tiburones azules, también conocidos como tintoreras, o quenllas, en gallego. Las hembras de esta especie de escualo son especialmente fértiles, pues suelen parir en torno a cuarenta crías. Por eso es la especie de tiburón oceánico más abundante del mundo. Están por todas partes, aunque no en la costa. Pero cuando les llega el momento de alumbrar a sus pequeños buscan zonas con mucho alimento. Es decir, cerca de la costa y en las rías. Por eso ya no resulta una excepción ver a alguna cría aislada de quenlla. Este verano ha sido así, aunque nada que ver con lo que ocurrió hace dos años, cuando los avistamientos de juveniles fueron inusualmente importantes y, además, incluso dentro del puerto de A Coruña.”

“Su alimentación se constituye básicamente de peces como caballas, arenques, meros, jureles, bonitos, gádidos, calamares y aves marinas. Puede ser agresivo con los humanos si se siente amenazado. Normalmente caza en pareja o grupos pequeños para ayudarse a dispersar los cardúmenes.”

“También unas millas mar adentro pueden aparecer marrajos y tiburones peregrino. Este último viene también a comer y puede aparecer en verano en el Cantábrico y en Galicia. Esta especie protegida es totalmente inofensiva, aunque puede asustar, no solo porque asoma la aleta, sino también por su gran tamaño, que puede alcanzar los cuatro metros de largo”.

Les recomiendo el blog ICTIOGAL de Rafael Bañon

O esta entrada en un país de lorchos sobre su trabajo

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.