Partículas de virus do ébola

El ébola ha escapado de la Caja de Pandora

Lo primero que dije ayer al leer que una auxiliar de enfermería de Madrid había contraído el ébola en España fue: “Uy uy uy, si esto se nos va de las manos, la que se nos viene encima”. Escuchaba esta mañana en la radio a un experto sobre el tema hablando y decía que “este contagio era posible pero poco probable, ya que nos movemos por probabilidades, pero al final sucedió porque podemos cometer errores”. Le preguntaron que si era posible que este caso aislado se convirtiese en una epidemia y su respuesta fue: “Es posible pero poco probable”. El tiempo dirá a dónde nos lleva esta situación, evitable desde mi más humilde punto de vista.

La intervención de Ana Mato, nuestra ministra de sanidad, no estuvo a la altura ni mucho menos, y nos dicen que no hay que ser alarmistas. Me gustaría saber a qué juegan esta vez nuestros políticos. Está claro que hemos ganado en una cosa: somos el primer país fuera de África donde ha surgido un caso de ébola. Este evento no solo nos pone en el punto de mira a nivel mundial, sino que demuestra y afianza las debilidades, deficiencias e incompetencias de nuestro sistema político.

Uno se hace varias preguntas: ¿Donde está el sentido común? Tenemos una enfermedad que es letal en el 90% de los casos, que no tiene cura de momento, que se contagia y que, hasta ahora, estaba aislada en algún país africano donde es endémica. Los medios que disponen para combatir la enfermedad en dichos países son de risa y el brote actual se ha desbordado. Alguna gente (de países del primer mundo) que allí trabajan se contagian como los misioneros españoles, los médicos americanos… Se toman decisiones políticas y se decide repatriarlos. Los americanos al estilo John Wayne y España al suyo propio: ir más allá de sus posibilidades. Se gasta una millonada en el traslado, aísla un hospital, se aplican todos los protocolos de seguridad, nos dicen que todo está controlado y que no pasa nada. Hasta ayer.

Partículas de virus do ébolaLa enfermera del Hospital Carlos III que está en contacto directo con los pacientes va al hospital con fiebre y la envían de vuelta a casa, se va de vacaciones al día siguiente y vuelve al cabo de varios días con síntomas. Ayer nos confirman que tiene ébola. ¿Os parece normal? A mí esto me parece una irresponsabilidad a muchos niveles. Está claro que se podría haber evitado, pero ¿por qué no se ha hecho? Alguien tendrá que responder a esta pregunta más tarde o más temprano.

Si tenemos en cuenta que el ébola es letal en el 90% de los casos y no tiene cura, me surgen algunas preguntas, creo que como a mucha gente preocupada por este tema:

1) ¿Por qué se ha trasladado a pacientes moribundos con alto riesgo de trasmitir dicha enfermedad a un país diferente del foco del brote? El virus se ha movido y ahora abarca una zona geográfica mayor, lo que implica mayor riesgo de epidemia, pandemia, etcétera.

2) Las medidas de seguridad que se toman en el primer caso (Miguel Pajares) consisten en aislar el hospital entero, pero en el segundo caso (Miguel García Viejo), solo la planta donde está el paciente. Relajarse antes de tiempo ¿por exceso de confianza o por falta de medios? Los recortes y los tijeretazos a la sanidad muestran sus efectos.

3) Los protocolos de seguridad que usa el personal quedan en clara evidencia al no haber funcionado. ¿Cómo se ha contagiado la enfermedad? ¿Fallo de protocolo o fallo humano? Habrá que verlo.

4) ¿Cómo se envía de vuelta a casa a una persona que ha estado en contacto directo con dos pacientes de ébola, que va al hospital con fiebre y, el colmo, se le permite irse de vacaciones un día después?

5) ¿Pagará alguien por alguna de las irresponsabilidades cometidas?

6) Dicen que tienen controlado todo el medio asociado a la auxiliar de enfermería, el marido, gente con la que estuvo en contacto… ¿Me podéis decir cómo se hace esto si no han sabido controlar ni siquiera los dos pacientes que trajeron enfermos y desgraciadamente se han muerto?

Hasta ahora teníamos un crisis económica que está afectando con más fuerza a los que menos tienen. Si perdiésemos el control del ébola, la crisis sería biológica. ¿Estamos preparados para una alarma a nivel nacional o mundial de este tipo? En la actualidad el virus ébola lleva las de ganar. Sin embargo, esta vez no solo están expuestos los que menos tienen, sino el 100% de la población. ¿Por culpa de…?

España, fue uno de los imperios más grandes de la historia en el pasado. De esa gloria de antaño poco nos queda. En la actualidad es un país con el paro por las nubes, recortes a todos los níveles… En definitiva, con un futuro incierto. Participamos en el descubrimiento de América, ampliamos horizontes, trajimos el maíz, la patata y ahora, ¡el ébola! ¿Se habrá abierto la caja de Pandora? Abrir una caja de Pandora significa “crear una acción en apariencia pequeña o inofensiva pero que puede acarrear consecuencias catastróficas”. ¿Quién sabe o tiene el poder para cerrarla? Esperemos que no sea más que eso, algo sin importancia, como nos quieren hacer creer.

Seguramente ahora recurrirán a los científicos y sus ciencias moleculares para tratar por todos los medios de buscar una solución, una cura, un tratamiento, algo que les haga salvar la situación. La ciencia necesita tiempo, constancia, financiación, capital humano preparado… La ciencia está y ha estado ahí siempre gracias a los científicos que luchan contra viento y marea por seguir a flote. Por desgracia, nuestros gobernantes prefieren mirar hacia otro lado, despilfarrar, tirar o robar el dinero y cometer irresponsabilidades en situaciones de vital importancia como esta, a financiar la ciencia, la sanidad, la educación…

Siempre se acuerdan de nosotros a última hora, cuando tienen el agua hasta el cuello o la muerte llamando a su puerta. Curioso, ¿verdad?

Unha resposta a “El ébola ha escapado de la Caja de Pandora

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.