pedrosa 1

Teresa Pedrosa, delegada del Estado en el Consorcio de la Zona Franca de Vigo.

“Hay masa crítica para una industria aeroespacial en Vigo”

Teresa Pedrosa, delegada de Zona Franca, confía en el proyecto del vivero del sector para "retener el talento"

Parques industriales, infraestructuras, exportación y grandes empresas. Es la historia en trazo grueso de la Zona Franca de Vigo. Pero los nuevos tiempos piden nuevas políticas. Y hoy el Consorcio apuesta por las nuevas tecnologías, la innovación y el apoyo al emprendimiento. El futuro vivero aeroespacial (SBAI) es el buque insignia de esta nueva etapa. “Tenemos que retener el talento”, dice la delegada, Teresa Pedrosa. El objetivo es transferir el conocimiento a la industria, crear economía y generar empleo.

-Zona Franca era noticia por el ladrillo, por sus parques industriales, y hoy lo es por su apuesta por el conocimiento, ¿ha cambiado su filosofía?

-Ha cambiado por las circunstancias. El consorcio lleva 25 años actuando como agencia de desarrollo local y empresarial. Y, los veinte últimos años, lo que más necesitaba la empresa era suelo, porque no había. Así desarrollamos polígonos industriales. Pero ahora hay  suelo disponible. Y tenemos tres polígonos en desarrollo. Así que había que buscar otras vías para dinamizar el tejido empresarial.

“La incubadora aeroespacial saldrá adelante con o sin la Agencia Europea”

-Y la otra vía es nueva empresa con más tecnología…

– Ahora hay que ayudar en el momento de concebir la empresa y en eso estamos. Ya el consorcio en el año 2002 hizo su primera incubadora en O Porriño. Y luego creó un polo de innovación con la Universidad de Vigo, como el Citexvi. Ahora hemos incrementado estas acciones. Vamos a favorecer el emprendimiento, la innovación y la internacionalización. Ya no hacemos una parcela y esperamos que llegue la empresa. Ahora apoyamos el talento para que algún día puedan comprarnos la parcela, por decirlo de forma sencilla.

-¿Cree que el ciudadano conoce la innovación que se hace en las empresas radicadas en Zona Franca?

-Creo que no. La actividad de las empresas es muy poco conocida. Yo soy partidaria del turismo industrial, porque es muy interesante para la gente. Visitar la fábrica de Citroën es impresionante. Es última tecnología. Ahora es el momento más importante para apoyar el conocimiento. Tras el esfuerzo enorme que hace la sociedad formando a científicos, a técnicos, a ingenieros, no podemos permitir que se vayan a otro país. Tienen que quedarse aquí. Tenemos que retener el talento. Y, si es posible, atraerlo.

“Habrá una parte aeroespacial pura y otra para bienes de consumo”

-El proyecto estrella inmediato es el SBAI, el vivero aeroespacial, cuéntenos en qué consiste…

-Dentro del fomento del emprendimiento, abrimos la aceleradora de empresas Vía Vigo, multisectorial, con todo tipo de actividades. Y se plantearon otros sectores donde no hubiera una presencia muy importante en Galicia. Y encontramos que el aeroespacial tenía poca implantación. Y también vimos que no había ninguna incubadora de la Agencia Espacial Europea en España. Comenzamos a trabajar con la Fundación Incyde, que tiene cien incubadoras y quería hacer alguna especializada.  Hicimos convenios de colaboración con la Universidad de Vigo, que tiene 79 investigadores trabajando en el sector aeroespacial, y dos satélites en órbita ahora mismo, y llegamos al convencimiento de que era bueno hacer una incubadora específica del espacio a la pequeña y media empresa. Hay masa crítica para una industria aeroespacial en Vigo.

-¿Cuándo comenzará a funcionar?

-En 2015 tendremos todo en marcha y vamos a luchar con todas nuestras fuerzas para que la incubadora sea tutelada por la Agencia Europea del Espacio. Hemos ido a visitar otras, entre las ocho que tiene la ESA en Europa. Y elegimos lo mejor de cada una. En Vigo tenemos un enclave tecnológico importantísimo. Con personal que ha salido de una universidad muy tecnológica. Creemos que es el momento.

-Y si la ESA descarta su apoyo, ¿se hará igual?

Sí, sí, lo vamos a hacer igual. Y con los parámetros que exige la ESA. Pero, en el caso de que no lo sea, seguiremos adelante. Tenemos una alianza con los centros tecnológicos de Galicia y con la Universidad de Vigo, por supuesto… Muchas  empresas nuevas que se están instalando en  Zona Franca tienen cabida en el vivero aeroespacial. Y contamos con una empresa de capital riesgo propia que puede ayudar a las empresas como lo hace la ESA.

-¿Qué producirá SBAI: industria aeroespacial o bienes de consumo comunes con tecnología desarrollada en el espacio?

-Caben las dos cosas. Hay un parte aeroespacial, con la Universidad de Vigo y su programa de satélites. O con una empresa de Porto do Molle que hace boyas para localizar bancos atuneros a través de satélites. Es la primera empresa mundial en este sector.Pero hay también miles de productos como las velas de los barcos, los trajes de neopreno, los GPS, los gafas de sol…miles de cosas que salen de las misiones en el espacio. Y que también saldrán de aquí…

-¿Cómo van de plazos?

-Ya firmamos un convenio con Incyde para iniciar la instalación física. Será un edificio de unos 3.000 metros cuadrados. Y estamos estudiando la ubicación definitiva y si es nuevo o adaptamos uno ya existente. Tenemos en Porto do Molle edificios preparados para esto, aunque también estudiamos Vigo o la zona universitaria…

“Hay interés internacional y se ve en los convenios con Corea y Brasil”

-Con la Universidad de Vigo parece vivir Zona Franca una sintonía total…

-Es que trabajan muy bien. No sólo es una universidad muy tecnológica, sino que tiene las ideas muy claras. Apuestan por la transferencia de tecnología. Y que el conocimiento llegue a la economía real. La Universidad de Vigo se ha olvidado de que las aulas son cerradas. Y que se inventa sólo para hacer la tesis. Por contra, piensan en el lado comercial, incluso para obtener recursos propios. Por ejemplo, acaban de firmar un convenio con países como Corea o Brasil para avanzar en sus satélites comerciales. Hay interés internacional. Y aquí tenemos una sintonía total con la Universidad.

-Y cómo va su apuesta por lo micro, por apoyar al pequeño emprendedor muy tecnológico…

-Pues funciona. Nuestro cliente estrella es y seguirá siendo PSA. La inversión mayoritaria que va a hacer el Consorcio es con ellos, en el polígono de Balaídos. Pero las acciones para favorecer nuevos proyectos son un éxito. En Porto do Molle, en un edificio que nos dieron licencia en agosto, y tal y como están las cosas, los 25 huecos están ocupados. Y, en Vía Vigo, que también está allí, se presentaron 130 proyectos. Así que hay mucha gente con ganas de transformar sus ideas en una empresa. Gente formada en la universidad y que hay que apoyar para que se queden y, desde Vigo, salgan al gran mercado que hoy, desde cualquier ordenador, es el mundo.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.