Manuel F. Herrador, da Universidade da Coruña.
Manuel F. Herrador, da Universidade da Coruña.

‘El agua alcalina es un engaño que busca el paraguas de la Universidad’

Manuel F. Herrador es profesor de la Universidade da Coruña y un destacado miembro del Círculo Escéptico, una asociación de científicos dedicada a combatir la pseudociencia y cualquier forma de engaño utilizando datos falsos. Incansable divulgador, este ingeniero es también miembro del colectivo DivulgAcción. Ante el caso del agua alcalina ionizada, no tiene dudas: es un engaño y abusa del sufrimiento de enfermos reales.

-¿Qué opinión le merece que una empresa gallega comercialice filtros de ‘agua alcalina ionizada’ para ‘prevenir y paliar’ enfermedades como el cáncer, osteoporosis, hepatitis, depresión, párkinson… etc?

-Que haya quien quiera aprovecharse de la vulnerabilidad de los enfermos graves e incluso desahuciados para enriquecerse me produce repulsa. Hay quien desde la inocencia y buena voluntad mal informadas a veces orienta a amigos o conocidos en esa situación a los métodos mal llamados «alternativos» o «naturales», pero cuando se adorna una estafa con tantos detalles, llegando a implicar a centros de investigación e intentando manipular la documentación científica, no cabe el beneficio de la duda. Es un timo, es despreciable, y como suele suceder, es algo más doloroso cuando uno ve que está sucediendo cerca del propio hogar.

-¿Están de moda a escala mundial la dieta alcalina y el agua alcalina?

-Sí, sin duda. El agua alcalina tiene menos penetración, puesto que pasa por realizar un desembolso para comprar la jarra y mantenerla con los filtros, pero la dieta alcalina es muy popular. Tiene todas las características de las pseudoterapias más difundidas: un vocabulario que parece científico, pero que en realidad utiliza mal los términos; unas reglas muy sencillas de seguir, basadas en supuestas listas de alimentos nocivos («ácidos») y beneficiosos («alcalinos»); un origen legendario y mal entendido, el de la hipótesis de Warburg (que fue premio Nobel, pero por algo diferente) sobre la muerte de células cancerosas en medios alcalinos, y que no tiene aplicación terapéutica alguna; y, finalmente, la componente quijotesca de conspiración: ¡el remedio contra el cáncer que las malvadas farmacéuticas no quieren que usted conozca!

‘El agua alcalina es un timo y tiene todas las características de las pseudociencias’

-En nuestro reportaje vemos que la empresa Alkanatur utiliza logos de la UVigo y la USC para avalar su producto, ¿es habitual que se recurra a mencionar instituciones científicas en este tipo de negocios?

-En efecto. Las universidades y centros de investigación conservan una bien ganada imagen de solvencia e imparcialidad, trabajada desde hace cientos de años. Es cierto que a veces se cometen errores y también que, como en todas partes, hay malhechores, pero no es lo habitual, y así lo entiende el público. Es curioso que muchos de estos timadores, a la vez que critican el sistema que se niega a reconocer sus supuestos descubrimientos, no dudan en acogerse al paraguas del apoyo de una universidad o de una titulación. Llegan incluso a inventarse tanto colaboraciones con universidades reales como los títulos que ostentan. El agua alcalina es un engaño que busca el paraguas de la universidad.

-Los medios a veces se hacen eco de informaciones sobre pseudociencia, ¿qué consejos hay que seguir para certificar que una información es veraz?

-Lo primero es buscar la fuente. No es admisible que un medio de comunicación hable de un avance científico quedándose en la famosa expresión «científicos americanos dicen…»: siempre han de proporcionar información suficiente para poder trazar su origen. Conocido el origen, podemos valorar su mérito. No tiene la misma validez un artículo publicado en una revista de prestigio con revisión por pares que un vídeo de Youtube. No tiene la misma validez un ensayo realizado en condiciones controladas, aleatorizado, doble ciego y comparado con placebo que el testimonio de un creyente. También hay páginas web dedicadas a filtrar falsas informaciones y que muestran ser fiables, como Snopes o Quackwatch. Por supuesto, también se puede acudir a asociaciones sin ánimo de lucro como el Círculo Escéptico, a la que yo pertenezco.

‘Los timadores se ceban sobre personas enfermas o en dificultades extremas’

-Usted ha denunciado innumerables casos de fraudes o pseudociencia… ¿en qué momento nos encontramos? ¿Está en declive la pseudociencia o podría estar en boga?

-Es difícil de analizar. Podemos tener la sensación de que están en boga porque gracias a Internet y la abundancia de información tienen mucha visibilidad, pero eso no quiere decir que no estuvieran antes presentes de forma menos evidente. Superstición y pensamiento mítico son consustanciales al ser humano. También cabe pensar que en sociedades en las que la religión es cada vez menos prevalente el pseudoterapeuta ha venido a sustituir al confesor y las terapias milagrosas a los milagros de toda la vida. En cualquier caso, no hay que olvidar que la abundancia de información tiene dos caras: si es más fácil propalar pseudoterapias, también tenemos a nuestro a nuestra disposición más conocimientos y más divulgación científica que nunca. Aquí juega un papel importante aprender a filtrar esta información, como comentabas antes.

-¿Una mejor cultura científica o un mayor nivel educativo previenen contra la pseudociencia y los remedios milagrosos? ¿O afecta a toda la sociedad y en todo el planeta?

-La cultura científica de la sociedad en general, sin duda. El nivel educativo… si hablamos del nivel educativo del conjunto de la sociedad, supongo que sí, pero no individualmente. Parece sorprendente, pero con frecuencia personas muy formadas caen en el engaño de la superstición o de la pseudociencia. No solo eso, sino que puede ser más difícil hacerles ver que están equivocadas, precisamente porque se escudan en esa formación. Hay que recordar también que los timadores se ceban sobre personas enfermas o en dificultades extremas y es difícil predecir cómo se va a comportar incluso uno mismo en esa situación, en la que se tiende a perder la racionalidad.

3 COMENTÁRIOS

  1. Yo solo digo que si un número determinado de personas bien formadas también son “creyentes” de las terapias alternativas, y lo defienden alegando su propia formación, a lo mejor no habría que tratar de convencerles, sino escuchar en que se basan sin estar escuchando solo lo que queremos escuchar. Al final, pese a los científicos que piensan lo contrario, cada vez se va haciendo más evidente que la mente es un ente independiente del cerebro, y por tanto puede crear su propia realidad. Según mi parecer, tanto las enfermedades como la salud, provienen de nuestros pensamientos conscientes e inconscientes. Por eso resulta muy extraño que, por ejemplo, una persona no coja nunca siete resfriados de distintos virus en un mismo momento sino uno por vez, o por que siempre los virus mutan o hacen lo que haga falta para que no podamos acabar con ellos.
    Nos empeñamos en defender nuestra verdad contra otras que tienen el mismo derecho que la nuestra a ser como es. Cada persona vive fiel a su verdad y esta le ayuda de alguna forma, por eso la defiende…

  2. Es increible que el propio entrevistado diga que no se fie la gente de supuestos articulos en medios de comunicacion que hablen sobre ciertas pseudoterapuas si no hay un enlace al estudio o fuente de origen y el como dice que el agua alcalina es un timo ya lo debemos aceptar? Jajaja de risa.
    Publiquen los enlaces a dichos estudios contrarios al agua alcalina y asi tendremos la posibilidad de cuestionarla.

  3. Antes he comentado que el artículo debería estar en español. Pido mis disculpas porque me he dado cuenta que si lo está.

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Please enter your comment!
POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.