Todo necio confunde valor y precio

La relación entre el valor y el precio es paradójica. Sin el aire y sin el agua, no duraríamos mucho y, sin embargo, su precio es cero o ridículo