O doutor Manuel Collado.

O doutor Manuel Collado.

‘Ni necesitamos agua alcalina, ni produce ningún efecto’

El prestigioso investigador médico Manuel Collado analiza el fraude del auga alcalina en un artículo en que desmiente cualquier efecto

Por Manuel Collado
Investigador del Laboratorio de Células Madre y Cáncer
del IDIS de Santiago de Compostela

El pH es la medida de la acidez o alcalinidad de una solución acuosa. Cuanto más ácido, más cantidad de iones hidrógeno H+ en solución y, por contra, cuanto más alcalino (o básico) más iones OH-. La escala de pH va de 0 a 14. Cuanto más ácido, menor el pH; cuanto más alcalino, más alto el pH. Por tanto el pH neutro se alcanza a pH=7.

El pH influye en todas las reacciones enzimáticas de nuestro organismo y por tanto es imprescindible tener un control muy estricto del pH. Nuestra sangre, por ejemplo, se encuentra a pH entre 7,35 y 7,45 y no es compatible con la vida una subida o bajada de esos niveles. Por ello poseemos mecanismos para asegurarse de que el pH no sufre variaciones. Primero, usando sustancias amortiguadoras del pH que compensan cualquier mínima variación. La sangre es una solución amortiguadora de pH muy eficiente.

Además, hay dos órganos esenciales en el control del pH del cuerpo: Los pulmones (mediante la respiración pierden CO2 y eso acidifica) y los riñones (por excreción o reabsorción de electrolitos).

En resumen, el organismo se asegura la regulación del pH de manera muy estricta. ¿Podemos alterar el pH mediante un agua alcalina?

‘No funciona, pero si consiguiéramos alterar el pH de la sangre apañados íbamos’

El agua (alcalina, ácida o lo que sea) es ingerida y llega al estómago en donde poseemos jugos gástricos compuestos por ácido clorhídrico que posee un pH de 2, extremadamente ácido. El agua, ya puede llegar al pH que sea que en cuanto llegue al estómago pierde esa propiedad. Cuando el bolo alimenticio pasa al intestino es inmediatamente neutralizado por la acción del páncreas, de lo contrario sería muy peligroso. Evidentemente la sangre ni se va a enterar del pH al que ingieras el agua o cualquier alimento. Esto por tanto sirve para este agua alcalina o para cualquier mandanga de “dietas alcalinas”. No vas a alterar el equilibrio de pH de la sangre por la alimentación.

Y es que si consiguieras alterar el pH de la sangre apañados íbamos. Se produciría una alcalosis (exceso de alcalinidad) o acidosis (exceso de acidez). Existen casos de alcalosis y acidosis que se dan en situaciones muy extremas, que son muy peligrosos y que neceistan ser tradados inmediatamente. En ambos casos el origen puede ser respiratorio: si te falta oxígeno, por ejemplo en altitud, tiendes a hiperventilar y con ello pierdes CO2 y se produce alcalosis; si tienes enfermedad pulmonar obstructiva, apnea, etc, hipoventilas y eso incrementa la acidosis. O puede ser metabólico: en diarreas o insuficiencia renal, o en cetoacidosis (cuerpos cetónicos), se produce acidificación y es muy peligroso; vómitos o medicamentos diuréticos pueden conducir a alcalosis.

‘Mencionar a Warburg y su premio Nobel es una utilización burda de un científico prestigioso’

Es decir, agua con pH alcalino no produce ningún efecto en el organismo, ni puede producirlo, y más vale que no lo produzca. Afirmar que con un filtro cerámico o lo que sea se consigue un agua alcalina y que eso es buenísimo para la salud es falso. No necesitamos agua alcalina y no tiene ningún efecto (afortunadamente) para la salud.

La mención a Warburg y su premio Nobel es un intento burdo de emplear un nombre de científico prestigioso cuyo trabajo nada tiene que ver con lo citado. Warburg investigó sobre el metabolismo de las células tumorales y eso no guarda ninguna relación con este producto milagroso.

Y un comentario más con respecto al supuesto poder antioxidante de ese agua alcalina. El cuerpo no necesita ninguna suplementación antioxidante. Suponiendo que el agua alcalina tenga ese poder, de nuevo, en cuanto se ingiriese perdería su pH y su capacidad antioxidante. Pero como digo, la suplementación antioxidante se ha demostrado que no aporta ningún beneficio y, si acaso, puede resultar perjudicial. El organismo produce radicales libres de oxígeno, y estos pueden ser perjudiciales o servir de defensa por ejemplo frente al cáncer. También producimos nuestras propias defensas antioxidantes de manera que el resultado final es un fino equilibrio. Intentar alterarlas no sería una buena estrategia.

7 respostas a “‘Ni necesitamos agua alcalina, ni produce ningún efecto’”

  1. Felipe Marchant

    Cuando tocan el circulo preciado, donde por mucho tiempo ha estado dormido y teniendo a muchas personas dentro de el es donde salen comentarios sin fundamentos para despistar la atención de todos.
    Hace tres años que tomamos agua alcalina en mi familia y nunca mas nos resfriamos, mi padre elimino su gastritis y nuestros niveles estan en perfectas condiciones.
    Dejen que las personas tomen sus propias decisiones, es agua con un nutrientes esenciales para la salud, todos debiésemos tomar 2 litros diarios de agua. Eso nunca se ve reflejado en ningun lado! Promuevan la prevencion de la salud!

  2. Kintanillas

    Este señor que trate de echarle un vistazo a los beneficios de las cargas negativas en el organismo. Tambien puede observar como la medicina china con colchonetas de jade y turmalina aportan iones negativos beneficiosos al organismo, igual que estar cercano a un rio, al mar, a la naturaleza.
    La capacidad de hidratacion, fusión y la microestructura del agua se demuestran en directo, demostrando esas cualidades y no con palabras sin conocimientos acerca del agua.
    Se ve que aqui lo que tiene que prevalecer es hacer quimioterapias y enviar a los pacientes para casa tomando flanes y yogures y sin decirles que beban tres litros de agua para combatir el veneno que les han puesto.
    Prefiero ver el video del oncologo marti bosch “el cuerpo se cura” tiene estudios y una experiencia empírica, pero ese video a determinadas industrias no les interesa.

  3. La mejor forma de saber si el agua alcalina funciona es probarla y experimentarla. Ante este hecho es dónde uno puede tener una opinión firme y clara acerca de la misma. Lo demás son teorías contra teorías. Si están interesados pueden contactarme fernando@akangenw.com

  4. Anónimo

    Nacho, puedes pasar algún estudio que avale eso que dices de la matriz?, y de ser así, qué beneficios aportaría?
    Gracias y un saludo.

  5. Sandro

    Me da mucha rabia la pseudociencia…pero más aún cuando gente como Nacho la usan para contrarestar evidencias. De verdad, quién os mete esos postulados en el cerebro? (No me digais que leyendo, pq leer sabe casi todo el mundo). Habéis estudiado una base de química? (El agua alcalina dona e- y no los roba… sin comentarios) Teneis una base de nutrición para opinar? (Os explican en esta entrada como funciona el proceso digestivo para q luego solteis eso…). Por favor, pensad lo q os de la gana, pero parar de opinar en público si no sabeis!!

  6. ANGELINES FERNANDEZ

    Le doy la razón a Nacho, deberíais mejorar la calidad de lo que publicáis porque Manuel Collado habla de otra cosa.

  7. Nacho

    Este tipo no sabe de qué habla…el agua alcalina (si conoce la definición de Lewis de Ph) lo que hace es donar electrones (en lugar de robarlos, como hace el agua de Ph bajo). Por otro lado, nadie busca cambiar el Ph de la sangre, obviamente (es de cajón), sino conseguir reducir la acidez de la matriz extracelular (conoce este “investigador” a Pischinger?). Podría decir más, pero no merece la pena. Deberíais mejorar la calidad de lo que publicáis…

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.