Cámara para control de producción desarrollada por Merasys

Tecnología para el automóvil 4.0

En ocasiones las mejores ideas no consisten en una gran innovación tecnológica sino en ser capaz de hacer que un costoso sistema industrial pueda convertirse en un dispositivo mucho más barato y que puede permitir dedicar recursos a otras cosas. Este es el caso de Merasys, una spin-off que ha nacido dentro del grupo Itera y que se está desarrollando con la colaboración de la iniciativa Business Factory Auto (BFA) que, impulsada por la Xunta a través de Gain, apuesta por apoyar iniciativas innovadoras en el sector de la automoción.

Carlos Parrilla, director de I+D de Merasys
Carlos Parrilla, director de I+D de Merasys

Carlos Parrilla, fundador y responsable de I+D de Merasys, explica que el proyecto surgió cuando PSA Peugeot planteó al grupo Itera (dedicado al sector de la automoción) la necesidad de desarrollar una nueva tecnología para dispositivos de visión artificial a emplear en la industria del automóvil. El objetivo era el de crear aparatos de bajo coste, robustos, fiables y adaptables a diversas líneas de producción.

Las personas que se implicaron en el proyecto proceden del grupo de investigación CIMA, pertenecientes a la Escuela de Ingenieros Industriales de la Uvigo. La idea se presentó al programa BFA y fue admitida para desarrollar esta nueva tecnología. Además, recibieron una ayuda del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) para poner en marcha un proyecto de I+D. En la actualidad se está desarrollando el hardware y el software para la puesta en marcha de los dispositivos y el objetivo es que puedan comenzar a funcionar hacia finales de 2019.

En Merasys trabajan entre seis y ocho personas y se espera que una vez que se desarrolle el nuevo dispositivo de visión artificial este pueda emplearse tanto en las instalaciones de PSA en Vigo como en otras fábricas de automóviles de otras partes del mundo. Además, los dispositivos se podrán adaptar para funcionar en otro tipo de factorías industriales.

“Es una tecnología que cuenta con mucha demanda porque entra dentro de la industria 4.0. que, en este caso, permitiría sustituir un procedimiento de inspección ocular por un sistema automatizado. En Europa este tipo de tecnologías están muy en boga y en zonas menos avanzadas como África también pueden emplearse, ya que pueden servir para mejorar la calidad de los productos que se fabrican”, explica Parrilla, quien actualmente trabaja en Marruecos dentro del grupo Itera.

En el futuro el objetivo podría centrarse en desarrollar sistemas de control basados en el Big Data

Además de este dispositivo, que puede considerarse el producto estrella de los que desarrolla Merasys, la empresa también trabaja con otro tipo de aparatos de control, como los empleados en los procesos de cataforesis (método de pintado por inmersión aplicado en diversas industrias) o los “slaves”, que se utilizan para monitorizar las cubetas en las que se crían los langostinos. Se controlan parámetros como la temperatura, el ph, la salinidad o la turbidez del agua.

El responsable de I+D de Merasys apunta que cara al futuro el objetivo podría estar en el desarrollo de sistemas de control basados en el uso del Big Data. La tecnología de visión artificial permite obtener un gran número de datos sobre los procesos industriales que permitirían avanzar en la dirección señalada. “De esta forma podríamos aprovechar los beneficios de una tecnología que nosotros mismos estamos desarrollando”, indica Parrilla.

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Please enter your comment!
POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.