Javier Herranz (izda) y David Fraiz, creadores de CropDeal

Economía colaborativa también para el campo

Los aires de renovación que han llegado hace años al sector agrario gallego van dando paso a nuevas iniciativas que apuntan a un cambio de aspecto radical para un ámbito de actividad en el que los cambios tecnológicos tardan más en implantarse. David Fraiz y Javier Herranz se han fijado en este sector para tratar de aplicar fórmulas que ya se han convertido en proyecto de éxito para la nueva economía. CropDeal aspira a conectar a productores y mayoristas agrícolas para que ambas partes puedan beneficiarse de las ventajas de la innovación tecnológica.

Herranz, dedicado a la parte comercial del proyecto, explica que la idea comenzó a desarrollarse hace año y medio cuando ambos socios vieron las posibilidades de aplicar al sector primario las fórmulas de éxito que han llevado a las empresas de la economía colaborativa de diversos ámbitos a convertirse en referencia en poco tiempo. “El objetivo final es que tanto productores como empresas agrícolas puedan beneficiarse de los métodos de trabajo que ya se han puesto en marcha en otros sectores”, señala Herranz.

El proyecto de CropDeal consiste en la creación de una plataforma informática B2B que permite conectar a productores y mayoristas, de forma que los primeros puedan vender sus productos a través de un sistema de pujas. El objetivo es, por una parte,  conseguir que los productores puedan obtener un mejor precio y que los compradores puedan beneficiarse de una oferta más amplia, pero también se aspira a construir una especie de mercado virtual en el que ambas partes puedan beneficiarse de un mayor conocimiento mutuo. “Será una especie de MercaGalicia virtual”, apunta Herranz.

El objetivo es conectar a productores y mayoristas para que puedan beneficiarse de las ventajas de la economía colaborativa

El proyecto se encuentra en plena construcción y el objetivo es que pueda estar operativo en un plazo que oscila entre seis meses y un año. La idea es que los productores y empresas puedan acceder de forma gratuita a la plataforma pero también se pondrá en marcha un sistema de membresía de pago que ofrecerá mayores ventajas a los que formen parte del mismo. Inicialmente, la plataforma funcionará con materias primas pero no descartan que pueda incluir también productos elaborados en una fase posterior.

“Nos está sorprendiendo la gran aceptación que está teniendo la idea entre los propios productores y mayoristas”, indica Herranz, quien asegura que, a pesar de las reticencias que la tecnología sigue despertando en el campo, cada vez son más los que se dan cuenta de que los avances tecnológicos y en la gestión pueden ser fundamentales para facilitar la supervivencia y el éxito de un sector que aún presenta grandes carencias en este ámbito.

“Con nuestro trabajo comercial estamos comprobando que hay una nueva generación de personas que trabaja en el campo y que en muchos casos ha vuelto a su tierra para hacerse cargo de la empresa familiar. Creemos que ellos van a ser quienes mejor reciban este tipo de proyectos porque son conscientes de las posibilidades de desarrollo que implican”, señala Herranz.

Las perspectivas de futuro de CropDeal han despertado el interés del programa Vodafone Connecting for Good Galicia (apoyado por GAIN y el Igape) y por eso el proyecto ha sido seleccionado para la tercera edición de este plan que ayuda a que las ideas empresariales se conviertan en realidad. “El programa nos está permitiendo focalizarnos en las cosas que son más importantes para conseguir salir al mercado lo antes posible”, concluye Herranz.

DEIXAR UNHA RESPOSTA

Please enter your comment!
POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.

Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.