¿Cuáles fueron los orígenes de las leguminosas?

¿Cuáles fueron los orígenes de las leguminosas?

¿Cuáles fueron los orígenes de las leguminosas?

Las legumbres fueron cultivadas desde hace siglos por una gran variedad de culturas y, según la especie, hay diversos orígenes

Las leguminosas, junto con los cereales y con algunas frutas y raíces tropicales, fueron la base principal de la alimentación humana durante milenios, siendo el uso de las leguminosas, en sus múltiples formas, compañero inseparable de la evolución del hombre. Pero, ¿Quiénes fueron los primeros en cultivarlas? ¿Cuáles fueron sus orígenes?

Las legumbres fueron cultivadas desde hace siglos por una gran variedad de culturas y, según la especie, hay diversos orígenes: en Mesopotamia, en la América precolombiana y en Asia oriental. Sí parece seguro que constituyen uno de los alimentos básicos de la población desde el Neolítico, desde que el hombre comienza a cultivar la tierra y practicar la agricultura de forma complementaria a su actividad primitiva de la caza.

Aunque algunos historiadores hablan de una antigüedad de 20.000 años de este cultivo, lo que sí parece probado es que en el Próximo Oriente, hace unos 10.000 años, existía una clara asociación entre semillas de cereales como trigo o cebada junto a legumbres como la lenteja o los guisantes, cultivo que también alcanza a las habas 4.000 años antes de nuestra Era.

Los egipcios profesaron auténtica veneración por las lentejas

Los egipcios, como demuestran muchos vestigios encontrados al efecto, profesaron auténtica veneración por las lentejas, cultivo a lo que dedicaron mimos y cuidados, que fueron luego secundados por otras culturas. Fueron también muy apreciadas por los romanos, ya que parece ser que el mismo barco que transportó un obelisco desde Egipto a Roma, durante el reinado de Calígula, portaba también más de 800 toneladas de lentejas.

Las habas, sin embargo, fueron consideradas por los egipcios como alimento despreciable. Los sacerdotes no las comían, aunque el pueblo sí. Tampoco eran estimadas por los griegos o romanos. Los guisantes eran alimento habitual en Roma, aunque tampoco muy apreciado.

Las judías, cultivadas por las civilizaciones precolombinas americanas, especialmente en México y Perú, desde 8.000 años antes de Cristo, no sólo eran utilizadas como alimento sino también como moneda de cambio. Y, aunque no parece que los historiadores sean capaces de ponerse de acuerdo, el cierto es que entran en Europa en los años posteriores al Descubrimiento y pronto forman parte inseparable del que hoy denominados Dieta Mediterránea.

“Sin habas actualmente no seríamos cientos de millones”

Corresponde a la soja el orgullo de ser la primera leguminosa de la que se dejó constancia escrita: en los libros de Shen Nung, que datan del año 2800 antes de Cristo, se describen los cinco cultivos principales y sagrados de China: arroz, soja, trigo, cebada y mijo. Con ella los antiguos elaboraban preparados de alto contenido proteínico (requesón, salsas, quesos, pastas) utilizadas para condimentar y enriquecer su alimentación básica en cereales. Es alrededor del siglo IV antes de Cristo cuando idearon métodos para extraer su aceite.

El escritor italiano Humberto Eco asegura que las legumbres salvaron a Europa, durante la Edad Media, de su extinción, ya que las epidemias, guerras y hambrunas sólo pudieron combatirse gracias a las leguminosas. “Sin habas -dice Eco- a población europea no se duplicaría en pocos siglos y actualmente no seríamos cientos de millones”.

Las legumbres en España, desde la Edad Media hasta nuestros días, acompañaron las comidas de los hogares, ya sean los más pudientes o los más populares. Platos como el cocido, en todas sus acepciones; los potajes o las lentejas forman parte de nuestra cultura culinaria tradicional y ocupan cientos de miles de páginas en la literatura española.

Además de las legumbres más conocidas, lentejas, garbanzos y habas o judías, existen otros, como los michirones (habas secas), muy populares en la Región de Murcia o la harina de almortas (obtenida de las almortas o guijas) con las que se elaboran las populares gachas manchegas.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.