O doutor Manuel Collado.

O doutor Manuel Collado.

‘Nin necesitamos auga alcalina, nin produce ningún efecto’

O prestixioso investigador médico Manuel Collado analiza a fraude da auga alcalina nun artigo no que desminte que teña efectos no organismo

Por Manuel Collado
Investigador do Laboratorio de Células Nai e Cancro
do IDIS de Santiago de Compostela

O pH é a medida da acidez ou alcalinidade dunha solución acuosa. Canto máis acedo, máis cantidade de ións hidróxeno H+ en solución e, por contra, canto máis alcalino (ou básico) máis ións OH-. A escala de pH vai de 0 a 14. Canto máis acedo, menor o pH; canto máis alcalino, máis alto o pH. Por tanto o pH neutro alcánzase a pH=7.

O pH inflúe en todas as reaccións encimáticas do noso organismo e por tanto é imprescindible ter un control moi estrito do pH. O noso sangue, por exemplo, atópase a pH entre 7,35 e 7,45 e non é compatible coa vida unha suba ou baixa deses niveis. Por iso posuímos mecanismos para asegurar que o pH non sofre variacións. Primeiro, usando sustancias amortiguadoras do pH que compensan calquera mínima variación. O sangue é unha solución amortiguadora de pH moi eficiente.

Ademais, hai dous órganos esenciais no control do pH do corpo: Os pulmóns (mediante a respiración perden CO2 e iso acidifica) e os riles (por excreción ou reabsorción de electrolitos).

En resumo, o organismo asegúrase a regulación do pH de maneira moi estrita. Podemos alterar o pH mediante unha auga alcalina?

‘Non funciona, pero se conseguíramos alterar o pH do sangue, apañados iamos’

A auga (alcalina, aceda ou o que sexa) é inxerida e chega ao estómago onde posuímos zumes gástricos compostos por ácido clorhídrico que posúe un pH de 2, extremadamente acedo. A auga, xa pode chegar ao pH que sexa que en canto entra no estómago perde esa propiedade. Cando o bolo alimenticio pasa ao intestino é inmediatamente neutralizado pola acción do páncreas, pola contra sería moi perigoso. Evidentemente o sangue nin se vai decatar do pH ao que inxiras a auga ou calquera alimento. Isto por tanto serve para esta auga alcalina ou para calquera mandanga de “dietas alcalinas”. Non vas alterar o equilibrio de pH do sangue pola alimentación.

E é que se conseguises alterar o pH do sangue apañados iamos. Produciríase unha alcalose (exceso de alcalinidade) ou acidose (exceso de acidez). Existen casos de alcalose e acidose que se dan en situacións moi extremas, que son moi perigosos e que necesitan ser tratados inmediatamente. En ambos os casos a orixe pode ser respiratoria: se che falta osíxeno, por exemplo en altitude, tendes a hiperventilar e con iso perdes CO2 e prodúcese alcalose; se tes enfermidade pulmonar obstructiva, apnea, etc, hipoventilas e iso incrementa a acidose. Ou pode ser metabólico: en diarreas ou insuficiencia renal, ou en cetoacidosis (corpos cetónicos), prodúcese acidificación e é moi perigoso; vómitos ou medicamentos diuréticos poden conducir a alcalose.

‘Mencionar a Warburg e o seu premio Nobel é unha utilización burda dun científico prestigioso’

É dicir, auga con pH alcalino non produce ningún efecto no organismo, nin pode producilo, e máis vale que non o produza. Afirmar que cun filtro cerámico ou o que sexa conséguese unha auga alcalina e que iso é boísimo para a saúde é falso. Non necesitamos auga alcalina e non ten ningún efecto (afortunadamente) para a saúde.

A mención a Warburg e o seu premio Nobel é un intento basto de empregar un nome de científico prestixioso cun traballo que nada ten que ver co citado. Warburg investigou sobre o metabolismo das células tumorales e iso non garda relación ningunha con este produto milagroso.

E un comentario máis con respecto ao suposto poder antioxidante desa auga alcalina. O corpo non necesita ningunha suplementación antioxidante. Supoñendo que a auga alcalina teña ese poder, de novo, en canto se inxerise perdería o seu pH e a súa capacidade antioxidante. Pero como digo, a suplementación antioxidante demostrouse que non achega ningún beneficio e, se seica, pode resultar prexudicial. O organismo produce radicais libres de osíxeno, e estes poden ser prexudiciais ou servir de defensa por exemplo fronte ao cancro. Tamén producimos nosas propias defensas antioxidantes de maneira que o resultado final é un fino equilibrio. Tentar alteralas non sería unha boa estratexia.

Aquí podes ler este artigo en castelán

9 respostas a “‘Nin necesitamos auga alcalina, nin produce ningún efecto’”

  1. José Luis

    A mi me parece cuando menos muy arriesgado afirmar que es buena o mala sin hacer un serio estudio. Sólo sobre contenidos teóricos creo que no es suficiente. Se debería investigar que pasa con gente tomando y no tomamdo el agua y ver cual es la realidad. Los hechos con ratones fueron bien, también es cierto que una alta ingesta a largo plazo parecia perjudicial con ellos se demostró que los mecanismos del animal varían con la ingesta de agua.
    Porque la medicina no se digna de una vez a investigar de forma cientifica algo que no sea medicamentos?

    • Manuel Collado

      José Luís, ¿a usted le parece que merece la pena investigar si los burros vuelan? ¿Cree de verdad necesario emplear dinero de todos en semejante idea? Pues aún así, se ha hecho un estudio meticuloso que ha revisado todos los estudios que se han hecho sobre la ingesta de agua o dietas alcalinas, porque como siempre va a haber gente capaz de plantear algo como lo que usted plantea … Y, como no podía ser de otra manera, no encuentra ningún beneficio de consumir productos alcalinos. Da igual, si usted se lo plantea de buena fe, le servirá, pero siempre estarán los estafadores para poner excusas y seguir vendiendo sus productos y gente dispuesta a comprarlos.

      • José Luis

        Me planteé no intervenir más por el tono de la respuesta. Creo que hay que mantener un nivel de educación alto en un foro que habla de salud, como dice el ultimo post es un tema muy serio.
        Después de reflexionar voy a hacer una última intervención.
        Comparar el estudio del agua alcalina con los burros volando me parece increible e improcedente en un investigador serio. El discurso del artículo es que el cuerpo regula el ph para poder funcionar y que no va a camiar su ph ya que dejaría de funcionar correctamente. Eso es evidente pero no garantiza que el agua alcalina no influya. El cuerpo debe mantener el ph y si como ácido o como alcalino es lógico pensar que va a repercutir en el esfuerzo que el cuerpo haga para poder mantener ese ph y el resto de funciones vitales. Negarlo o compararlo a los burros volando sin un trabajo serio me parece irresponsable.
        Si hay estudios, no con humanos y sí con ratones y debería buscarlos. Los primeros que se hicieron fueron muy alentadores los ratones estaban muy fuertes pero cuando se sometía a los ratones a largos períodos con agua únicamente alcalina y era contraproducente y el ratón empeoraba. Parece lógico pensar que un consumo medio podria ayudar a mantener ese ph y a vivir mejor y que habría que ver cual es la cantidad adecuada. De hecho marcas que conozco no recomiendan una cantidad cerrada y no más.

        Comparto lo de la venta y engaño por eso decía que en vez de justificaciones teóricas coger a varios grupos de pesonas darle agua alcalina en distintas cantidades y ver el resultado y poder afirmar con datos en la mano (como se hizo con ratones). Eso terminaría con la venta o demostraría que es sano y se harían maquinas a un precio más razonable (porque son caras y lo único que son es una máquina de electrolisis)

        Ciencia se construye no desde suposiciones sino desde investigación. Hasta hace poco el átomo era denso hoy sabemos que está hueco. Decir hace 30 años que somos huecos hubiera sido similar a decir que los burros vuelan.

        • Manuel Collado

          Siento José Luis que usted se ofenda con la comparación, pero es lo que hay aunque a usted no le guste. El cuerpo, efectivamente, regula el pH de manera muy estricta y cualquier mínima variación sería letal. Pretender alterar el pH mediante la ingesta de cualquier comida o bebida con un determinado pH es un disparate tal que resulta de todo punto ridículo plantear siquiera la posibilidad. Además de ridículo, resultaría sumamente perjudicial. Que usted no quiera asumir semejante obviedad y plantee que es lícito preguntarse si bebiendo un trago de agua uno puede saltarse los ácidos del estómago y progresar tras la digestión hasta alcanzar la sangre y variar su pH carece de todo sentido. Si no le gusta esa comparación por lo que pueda sonar de ridículo, quizás sería mejor compararlo con pretender que beber un trago de agua fresquita va a curar todas las enfermedades porque a bajas temperaturas los microbios y las células tumorales no pueden crecer adecuadamente. Pues mire usted, no. Agua un par de grados más fresca que la temperatura corporal no va a variar la temperatura del organismo y si lo hiciese mal íbamos.
          La ciencia SÍ se construye a partir de suposiciones. No existe investigación que no derive de hipótesis. Y esas hipótesis deben construirse a partir del conocimiento sólido previo y realizándose preguntas sensatas, no cualquier idea peregrina que no se sustente lo más mínimo.
          Desconozco a qué viene la alusión a la estructura de los átomos. Eso no va a hacer a los burros volar.

    • Manuel Collado

      No Xose Lois, comer sano es muy acertado. Pero el pH de lo que comas no tiene nada que ver con lo salubre de la comida. Bueno, salvo que comas cosas muy ácidas o muy alcalinas, que pueden irritar la mucosa de la boca, la laringe y el esófago; pero por lo demás, beber agua alcalina no tiene nada que ver con comer sano, esa es la idea.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.