Investigadores de Santiago presentan una técnica para usar rastrojos para prevenir incendios

Prevenir el fuego desde el suelo

Convertir parte de la enfermedad en el remedio para combatirla. Eso es lo que pretenden investigadores gallegos que trabajan en la línea de que la maleza, los rastrojos y los residuos forestales en general dejen de servir de combustible para el fuego y, convenientemente tratados, sirvan para conformar un tipo de carbono, denominado recalcitrante, caracterizado por su capacidad de retención del agua y que, por tanto, se lo pondría más difícil a los incendios y a su propagación. La técnica se presenta en el Congreso Ibérico sobre el Suelo que se celebra en Compostela.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.