ENCE produce celulosa a partir da madeira de eucalipto. Imaxe: Pixabay.

ENCE produce celulosa a partir de madera de eucalipto. Imagen: Pixabay.

El Gobierno avaló al eucalipto con el informe de un catedrático que fue patrocinado por ENCE

Luis Gil, profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, dirigió proyectos y congresos apoyados por la empresa papelera

Aquí puedes leer la noticia en gallego:

O Goberno avalou o eucalipto co informe dun catedrático que foi patrocinado por ENCE

El Gobierno recurrió a un experto que había sido financiado por ENCE para tumbar el dictamen de su propio Comité Científico, que pedía declarar el eucalipto como especie exótica invasora. Luis Gil, catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, es el autor del informe en el que se apoyó la Subdirección General de Política Forestal para desautorizar al Comité. En el documento firmado por Gil se criticaba y se ponía en entredicho la calidad científica del dictamen, que había sido apoyado de forma unánime por un grupo de expertos designados por el propio Ministerio.

Tal y como muestran informaciones y documentación de la propia empresa y la Universidad Politécnica de Madrid, el departamento de Genética y Fisiología Vegetal, del que Gil es investigador responsable, participó en un proyecto que ENCE financió en Etiopía.

ENCE y “Eucalipto solidario”

Información publicada na web da Universidad Politécnica de Madrid na que se menciona o patrocinio de ENCE ao congreso sobre o eucalipto en Etiopía.

Información publicada en la web de la Universidad Politécnica de Madrid en la que se menciona el patrocinio de ENCE al congreso sobre el eucalipto en Etiopía.

El proyecto “Eucalipto solidario” comenzó en 2004, fruto de la colaboración entre el Grupo de Cooperación de Apoyo al Desarrollo Forestal de la Universidad Politécnica de Madrid y el Ethiopian Institute of Agriculture Research, para favorecer el desarrollo de comunidades rurales de las Tierras Altas de Etiopía a través de actividades forestales. ENCE se sumó en 2006 y colaboró durante varios años con dinero, personal, conocimiento y materiales para poner en marcha plantaciones de eucalipto.

Desde entonces, varias actividades demuestran la relación entre ENCE y Luis Gil. Así, en las memorias de sostenibilidad de la empresa en 2008 y 2010 se menciona la colaboración con el proyecto impulsado por la Politécnica de Madrid dentro de sus actividades de responsabilidad social corporativa. Según lo recogido en estas memorias, la empresa envió semillas y plantas de eucalipto al país africano.

En las actas del Congreso se agradece a ENCE el apoyo financieiro que prestó

Y en septiembre de 2010 se celebró en Addis Adeba un congreso que, según las informaciones que se publicaron en aquel momento, estaba patrocinado por ENCE. Llevaba por título “Historia, estado actual y tendencias de la gestión de plantaciones de eucalipto en Etiopía”. Fruto de esta colaboración entre la papelera, el grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid y los científicos etíopes surgieron varios artículos publicados en revistas científicas en las que se ponía énfasis en el supuesto impacto positivo del eucalipto en los ecosistemas de las Tierras Altas de Etiopía y en la economía de la población local.

Luis Gil, en conversación con GCiencia, confirmó que ENCE había financiado el Congreso. El catedrático, segundo él mismo ha detallado, figura como responsable de un contrato de patrocinio por lo que la empresa pagó 16.000 euros. Esta cantidad se destinó a los gastos de asistencia de algunos de los participantes en el Congreso, a la infraestructura del evento y a la edición de un libro en el que se recogen las aportaciones investigadoras. GCiencia contactó con ENCE para recabar más información sobre este tema, pero aún no ha obtenido respuesta.

El apoyo de ENCE a los proyectos de investigación en el campo forestal no es algo nuevo. Por ejemplo, desde el año 2000 se desarrolla en la Universidad de Vigo la Cátedra ENCE, con la que se financia la creación de conocimiento destinada al sector. Con todo, las colaboraciones previas entre Luis Gil y la empresa ponen en entredicho, según fuentes consultadas por GCiencia, la idoneidad de que él haya sido el experto en el que se hubiera apoyado el Gobierno para emitir una respuesta imparcial sobre el dictamen del Comité Científico.

La polémica sobre el eucalipto

A comienzos del mes de abril se conoció que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente rechazaba declarar al eucalipto como especie exótica invasora. Fue una decisión adoptada en contra de lo que había dictaminado, de forma unánime, el Comité Científico de Flora y Fauna Silvestre – un equipo asesor del propio Ministerio, y compuesto por investigadores de reconocido prestigio – que había recomendado la inclusión del género Eucalyptus en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras.

En el informe que tumbaba el dictamen de los expertos que habían sido requeridos por el Gobierno, y al margen de una serie de argumentos meramente científicos, la Subdirección General de Política Forestal criticaba a los investigadores con argumentos que ponían en entredicho el método científico de dicho Comité. Se decía que había una “actitud tendenciosa“, “en orden a emitir un juicio de valor premeditado en cuanto al carácter invasor de estas especies, presuntamente basado en criterios no científicos y en opiniones personales y políticas”.

Gil acusa de “ maliciosas” las argumentaciones del Comité y de “ignorantes” la “quien las acepta y defiende”

Y para reforzar el sentido de su resolución, el Ministerio presentó el informe de Luis Gil, en el que se cita una bibliografía de 35 artículos. El documento, que llevaba por título “Análisis de la ecología de Eucalyptus nitens y del estado actual de esta especie alóctona en España”, no sólo abordaba aspectos relacionados con la evidencia científica, sino que se dedicaba un largo apartado a la importancia económica del árbol, especialmente en el caso de Galicia, y se criticaba el “prejuicio estético e ideológico” que hay sobre el eucalipto respeto a los supuestos daños que causa en el ecosistema.

GCiencia también preguntó a Luis Gil por la posible parcialidad que había podido haber ante su colaboración con ENCE. Negó que haya conflicto de intereses, y añade que es “muy crítico” con la empresa en algunos aspectos. El catedrático, profesor de la Politécnica desde 1983 y investigador sobre el eucalipto desde hace más de 30 años, expone: “Mi opinión está basada en lo que dice la ciencia sobre la especie”, dice. Y remarca: “Consulté otras fuentes para completar la información ajena a mi especialización para lograr una visión más completa”.

Sobre el dictamen del Comité Científico, el catedrático dice “que se atribuyen (al eucalipto) unas cualidades no demostradas a unas especies que son beneficiosas y ‘solidarias’ para la propiedad rural. No se habla de calidad de paisaje, que es una cuestión opinable; se hacen afirmaciones que son consideradas opiniones científicas y no son verdad, por lo que contribuyen a la desinformación general”. Y añade que los miembros del Comité emiten “opiniones personales” que son “ maliciosas, y quenes las aceptan y defienden, ignorantes“.

El proceso, que había comenzado la raíz de una solicitud del Concello de Teo para declarar al eucalipto como especie invasora, seguirá en los tribunales en los próximos meses. Segundo confirmó el gobierno local de Teo, recurrirán al Contencioso la decisión del Gobierno.

También puedes leer:

O Goberno rexeita declarar o eucalipto como invasor en contra do seu comité científico

Así tumbou o Goberno a declaración do eucalipto como especie invasora

 

 

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.