Intervención para probar implantes nun animal

Intervención para probar implantes nun animal

Matprint, innovación para la medicina del futuro

Un proyecto nacido en la USC apuesta por comercializar implantes realizados con impresión 3-D

Las investigaciones realizadas en el Instituto de Cerámica de Galicia, perteneciente a la USC, desde hace tres décadas son la base de un nuevo proyecto empresarial que se está gestando en los últimos tiempo. Matprint es el nombre de esta iniciativa que apuesta por la comercialización de biocatalizadores e implantes, realizados mediante impresión 3-D, que podrían aplicarse en la regeneración ósea de pacientes que han sufrido diversas enfermedades.

Biocerámica para rexeneración ósea

Biocerámica para rexeneración ósea

“Lo que hacemos ahora es modificar las estructuras de estos implantes pero no se cambian los materiales. Si  el proyecto sale adelante no será necesario hacer ensayos clínicos en humanos porque el material es el mismo”, indica Guitián, quien recuerda que los implantes de Keramat ya cuentan con autorizaciones para su comercialización en Europa y Estados Unidos.

En estos momentos se están realizando ensayos en animales y con la colaboración del CIQUS se han probado los catalizadores en síntesis de medicamentos. “Ahora el tema está en ver si estos nuevos implantes y biocatalizadores pueden ser rentables a nivel industrial o semi-industrial. La idea sería crear una empresa para comercializarlos o bien vender patentes”, señala Guitián.

Matprint ha obtenido una ayuda de algo más de 240.000 euros por parte del programa Ignicia para su desarrollo. En julio del próximo año se sabrá si es posible llevar a cabo el proyecto de comercialización que quieren realizar los autores del proyecto.

Los implantes que desarrolla Matprint podrían utilizarse para la regeneración ósea de personas que hayan sufrido accidentes o tumores en los que los huesos se hayan visto afectados. El propio Instituto de Cerámica provee el hueso artificial para realizar los implantes y el trabajo de los investigadores se centra en el desarrollo de las estructuras que facilitan que las células se acaben desarrollando en el material implantado.

Según indica Guitián, Matprint colabora con el Instituto de Investigación Sanitaria (IDIS), dónde se realizan los ensayos, y también con el CIQUS. En total hay seis investigadores principales que participan en el proyecto y otras diez personas que colaboran con él mismo.

Matprint ha obtenido una ayuda de más de 240.000 euros del programa Ignicia

Una de las líneas de investigación en las que se está trabajando actualmente es la mejora de los sistemas de producción de los implantes para que sean más eficaces. De esta forma, además, se obtendrá un mayor número de piezas y se podrá comprobar con mayor fiabilidad su funcionamiento.

Guitián apunta que el Instituto de Cerámica lleva trabajando desde los años 80 en biocerámicas y en los últimos años también lo ha hecho en soportes para catalizadores. La larga experiencia del Instituto en este terreno (han puesto en marcha diversos proyectos similares) es un aval para conseguir que el reto de comercializar estos implantes mejorados pueda finalmente llevarse a cabo.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.