Adrián Sánchez e Luis Mandayo, creadores de Lupeón.

Adrián Sánchez e Luis Mandayo, creadores de Lupeón.

Lupeon, un mundo de posibilidades en tres dimensiones

Dos primos de Ordes pusieron en marcha esta empresa de diseño y consultoría de impresión en 3D

El de la impresión 3D es uno de los sectores con más perspectivas en el mundo de la innovación. La posibilidad de plasmar en soporte físico los diseños realizados a través del ordenador supone una gran ventaja para empresas de diversos ámbitos. En Galicia hay varios proyectos en marcha centrados en este sector. Uno de ellos es Lupeon, una empresa impulsada por Adrián Sánchez y Luis Mandayo, dos primos de Ordes especializados en la fabricación de piezas  y componentes para la industria, usando tecnología de impresión 3D o Fabricación Aditiva.

Lupeon está especializada en la fabricación de componentes para la industria

Lupeon echó a andar en noviembre de 2012. Después de estudiar Ingeniería Industrial en Vigo junto a Adrián, Luis realizó su proyecto final de carrera en Viena, donde pudo ver de primera mano proyectos muy interesantes alrededor de la impresión en 3D. De vuelta a Galicia, los dos primos decidieron poner en marcha su propio proyecto y en abril de 2013 constituyeron la empresa.

“Trabajamos con muchas industrias como la automoción, la aeronáutica, la construcción e incluso la médica”, cuenta Adrián Sánchez. ¿Y cómo es el proceso? Explica Adrián que depende de los servicios que se soliciten. “Unas veces, el cliente contacta con nosotros porque precisa un determinado diseño. Nosotros diseñamos el borrador y se hace un presupuesto inicial. En otras ocasiones, ya partimos de determinados requisitos. El cliente nos piden un producto para cumplir una determinada función, y debe tener unas condiciones establecidas (capacidad de carga, condiciones ambientales, etc.). En este tipo de casos, nos encargamos de la parte más vinculada a la consultoría: cuál es el mejor diseño, qué estructura debe tener, qué materiales se deben emplear…” resume Adrián.

Fabrican desde prototipos de bajo coste hasta modelos similares al producto final

Tal y como explican en su web, en Lupeon ofrecen la posibilidad de fabricar desde un prototipo de bajo coste hasta un modelo final de alta resolución y calidad con propiedades similares al producto final, lo que supone un gran avance para los clientes.

En este tiempo, la empresa ya se ha labrado un lugar destacado colaborando con ambiciosos proyectos. Eso sí, la confidencialidad es la norma debido a la competitividad existente, por lo que no se puede hablar de encargos concretos. “Hicimos un proyecto para una empresa de Vigo que les permitió cerrar un contrato muy importante. Nos encargaron una maqueta y la finalizamos en tiempo récord, por lo que pudieron presentar el soporte físico de su propuesta, y eso les valió de mucho”, recuerda Adrián.

Prototipo de una pieza con tres ejes de giro.

Prototipo de una pieza con tres ejes de giro.

Han tenido encargos muy mediáticos, como la maqueta de la reforma del estadio de Balaídos, que presentaron a finales del pasado año. “Fue un proceso relativamente sencillo, en comparación con otros, pero claro, consigues una visibilidad que no se obtiene en otros proyectos”, recuerda Adrián Sánchez.

Así que, por lo de ahora, el camino comenzó bien. “Facturamos desde el día 1“, destaca Sánchez. Pero un campo en plena ebullición y desarrollo requiere una renovación casi diaria. “Estamos invirtiendo continuamente en nuevos equipos para poder ofrecer cada día productos de mayor calidad”, explica el responsable de la empresa.  “Para esto necesitamos una alta capacidad inversora para estar siempre a la última y una formación continua”.

Por delante quedan aún muchos desafíos. El más inmediato, la industrialización del proceso de fabricación. “Con el apoyo de un importante grupo industrial  vamos a dar ese salto, que es muy importante para nosotros y para nuestros clientes”, cuenta Adrián. Además trasladarán en breve su sede de Ordes al Polígono Tecnológico de Porto do Molle, en Nigrán para estar más cerca de los clientes.

Tanto Adrián como Luis son conscientes de la necesidad de unir el mundo laboral con la universidad. Los dos fueron impulsores de la asociación Engranaxe, creada por estudiantes de ingeniería de la UVigo hace seis años. Realizan múltiples actividades para acercar estos dos mundos, como visitas a industrias, conferencias, seminarios y diversas iniciativas. De su experiencia, Adrián saca una conclusión muy sencilla con la que anima a los chicos y chicas gallegas a explorar el camino del emprendimiento: “En Engranaxe le decimos a la gente que llegaba a la universidad que no se limitaran a estudiar, ir la clase y aprobar. Hay que buscar aquello que te guste, encontrar la otra gente a la que le guste el mismo que a ti y ponerse en marcha, hacer cosas”, concluye.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.