balidea-edificio

Fachada de Balidea, en Santiago.

La salud de las nuevas tecnologías

Balidea, creada para el sector de la sanidad, factura 6,5 millones de euros tras abrirse a campos como la justicia o el deporte

bandera-galiciaGalego bandera-ukEnglish

Hace 13 años, los fundadores de Balidea desarrollaban programas de salud pública para el Sergas. Las tecnologías de la información como negocio eran incipientes en aquellos años, al menos en Galicia. Hoy, de aquel pequeño círculo de programadores e ingenieros ha crecido una empresa que factura 6,5 millones de euros anuales y con casi 200 empleados, que vende su tecnología en países como Dinamarca, Reino Unido o Irlanda. Y que crece a un ritmo del 30% anual, lo que da una idea del potencial de las TIC.

Balidea sigue trabajando para el Sergas, pero su círculo de clientes se ha expandido a cuatro ministerios, cinco comunidades autónomas, cuatro diputaciones provinciales,  tres universidades y un buen número de entidades privadas, que configuran un entramado de colaboradores para los que ha elaborado más de 200 proyectos: comunicación web corporativa, colaboración digital, proyectos de e-Administración y e-Gobierno, herramientas de gestión, integración software-hardware, consultoría…

Una aplicación de la compañía permite determinar dosis de sintrom sin acudir a un hospital

Con un equipo formado en más de un 90% por ingenieros y un departamento de I+D –al que destina 1,2 millones de euros anuales– de hasta 20 personas, cinco de ellas de forma exclusiva, poco a poco Balidea ha ido diversificando una actividad que nació estrechamente vinculada a la sanidad pública a través del Sergas. “Cuando llegó el momento de crecer, pensamos en primer lugar en otras administraciones sanitarias, pero no es mucho el dinero que se destina a este apartado en España”, lamenta Carlos Segade, director de Operaciones. La solución consistió en salir del entorno sanitario a explorar alternativas. Y se ha demostrado acertada.

Balidea, con sedes en Santiago, Vigo, Lugo, Bilbao y Copenhague, abandonó también del concepto clásico de programadores, entendido como creadores de sistema de gestión, para gestionar la presencia en Internet de sus clientes. No solo eso. Desarrolla intranets, firmas digitales, gestiona contrataciones y recursos humanos o hace consultoría tecnológica y de procesos.

Uno de sus proyectos en curso da idea de la amplitud de miras de las TIC. Se trata de adestrapp, una aplicación para el ámbito de la preparación deportiva, que sirve tanto para perfeccionar los procesos de entrenamiento como para retransmitir en directo a través de Internet eventos deportivos amateurs. “Uno puede ver el partido de fútbol de sus hijos en el teléfono o en el ordenador con una calidad muy elevada, tanto en streaming como grabado, mediante un sistema muy económico. Sin necesidad de operadores, con cámaras fijas que cuestan unos 100 euros y con un sistema que hace la realización de forma automática. Y con la posibilidad de mover la imagen hacia delante y hacia atrás a nuestro antojo”, resume Segade.

Balidea cuenta con casi 200 trabajadores y destina 1,2 millones al área de I+D

Adestrapp nació como proyecto del programa Conecta Peme convocado por la Axencia Galega de Innovación (Gain), aunque finalmente saldrá adelante con recursos propios. Otros sí prosperaron con ayudas a través del organismo de la Xunta, que gestiona los fondos FEDER en programas como Innterconecta o el propio Conecta Peme. Por ejemplo, CityApps –relacionado con las smart cities–, la gestión integral de calidad de la normativa ISO en la nube o el desarrollo de oficinas económicas virtuales en los ayuntamientos. También ha creado una red inteligente de electrolineras para recarga de vehículos eléctricos o un sistema de control de la red de frío en vacunas, por ejemplo.

Pero los orígenes pesan en Balidea, por lo que las tecnologías relacionadas con la sanidad siguen teniendo un peso fundamental en la empresa. Uno de sus proyectos más significativos tiene como destinatarios a los cuidadores informales, personas sin experiencia que se tienen que hacer cargo de familiares con alzhéimer o patologías similares, y que encuentran en esta plataforma asesoramiento, teleformación o ayuda para el diagnóstico. “Lo estamos desarrollando con universidades danesas y polacas, con las que compartimos no solo tecnología, sino también de investigación clínica”, explica Segade.

fisiorobOtro proyecto del ámbito sanitario, gestionado a través de la Gain, es el denominado Fisiorob, un robot que ayudará a recuperación de la movilidad de las extremidades superiores entre pacientes que hayan sufrido un ictus o un accidente de tráfico. El centro tecnológico Aimen, CIS Galicia, la Universidad de Vigo y el hospital Povisa participan en el desarrollo de este sistema de asistencia que, mediante ejercicios intensivos y con la ayuda de un brazo robótico y de una pantalla de realidad virtual, busca mejorar la eficacia del proceso de rehabilitación de este tipo de pacientes.

También está relacionado con la salud el proyecto de Innterconecta con Indra y Televés, para la creación de un sistema de gestión informática de crónicos. “La idea consiste permitir asistir a domicilio a enfermos crónicos, que en la actualidad constituyen una parte importante de los ingresos hospitalarios. Hay una saturación de crónicos”, explica el directivo de la empresa. “Por ejemplo, para una persona mayor que vive lejos del hospital, ir semanalmente a pincharse para establecer la dosis de sintrom puede ser un trastorno muy importante que puede evitarse con esta aplicación”.

Fuera del ámbito de la salud, Balidea ha creado una aplicación para Android, Casas Rurales Amigas, con un sistema de georreferenciación que ubica al usuario en el mapa e indica las casas rurales más cercanas, con su correspondiente información de utilidad. O un soporte informático que da servicio a órganos judiciales de toda España, para la resolución de incidencias en hardware y software.

Es muy posible que en esa diversificación de sectores resida una de las claves del éxito de esta auténtica fábrica de tecnología de la información.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.