Lorea Castroviejo e Miguel Briones, de Mercado Flotante.

Lorea Castroviejo e Miguel Briones, de Mercado Flotante.

La gastronomía mundial a un clic

Mercado flotante, la tienda online con más ingredientes de cocina internacional del Estado opera desde Porto de Molle

Mercado Flotante nació con un propósito: que toda persona pudiera cocinar cualquier receta del mundo desde cualquier punto del país.

Era el año 2008 cuando a Miguel Briones, CEO de la empresa, en esa época gestor de grandes proyectos de banca, le regalaron un libro de recetas internacionales. «De todas ellas no era capaz de hacer un 95% porque no tenía donde conseguir algunos de los ingredientes», nos cuenta. Él marca este punto como el pistoletazo de salida del proyecto, pero no sería hasta el año 2015, cuando junto a Lorea Castroviejo, de Donosti, ponen en marcha la idea. «No creo que seamos unos visionarios, pero sabíamos que teníamos que esperar a que el sector de la alimentación se pusiera más de moda», dice Miguel.

El nombre de Mercado Flotante hace referencia a los mercados del sur de Asia en los que los vendedores llegan y venden en barcos sobre los ríos. Un nombre exótico para una tienda online de productos exóticos.

Os fundadores cunha caixa de pedido.

Os fundadores cunha caixa de pedido.

Miguel presume de que no han encontrado en España, «y por lo que hemos visto, en el mundo, una tienda con un catálogo de productos internacionales mayor que el nuestro». Con 4.800 usuarios y 1.000 clientes fijos, y a falta de incorporar productos frescos y congelados, Mercado Flotante se está haciendo un hueco en el sector del food tech online.

El éxito reside en tres pilares básicos. En primer lugar la amplitud de la oferta, que no es sólo de productos, también de marcas. La atención al cliente, que se nota desde el momento en que se busca cualquier referencia o valoración de la empresa. Muchas hablan del perfecto trato que se ofrece, de lo cuidadosos que son con el etiquetado –y por ello tienen una creciente comunidad de consumidores ecológicos y de veganos detrás- o de cómo cuidan los pedidos. Y en tercer lugar la innovación que están llevando a cabo desde Mercado Flotante para simplificar los procesos de la empresa y generando contenido.

El Inbound Márketing es la clave
«Cuando tienes una tienda física, alquilas el establecimiento de la avenida principal y la gente te ve pasando por tu escaparate, pero aquí tienes que ir tú a tus clientes», dice Miguel. Y su estrategia es el Inbound Marketing, que consiste en la creación de contenidos atractivos en la propia plataforma que hace que los clientes entren a consultar y se vayan con la compra hecha. «Es una forma menos agresiva, porque la gente viene buscando recetas, a resolver dudas de cómo se utiliza un producto, etc.» y ellos se lo ponen fácil con herramientas como añadir al carrito todos los ingredientes de esa receta. O la foodipedia, un diccionario de ingredientes que estaba pensado desde el día en que a Miguel le regalaron aquel recetario y era incapaz de reconocer la mitad de los elementos.

«El márketing de contenidos nos ayuda a hacer branding, pero también a atraer posibles clientes, ya que muchos nos han dicho que nos encontraron buscando información sobre productos», admite Miguel.

“Estamos descubriendo que la uva Mencía es genial para maridar con cocinas distintas”

Entre las iniciativas innovadoras de Mercado Flotante está el ofrecer guías de maridaje para platos internacionales. Y es que la cocina internacional es muy compleja, sobre todo la asiática «donde suelen estar siempre presentes los 5 sabores: agrio, salado, dulce, amargo y picante; es difícil encontrar un vino que vaya con todo eso».

Por esa razón, en colaboración con el Instituto Galego do Viño publicarán las «reglas principales del maridaje para la cocina internacional». En ella explicarán qué tipo de uva y vino van con cada tipo de sabor, y darán ejemplos de vinos nacionales e internacionales para maridar con recetas específicas de la gastronomía mundial. «Nosotros les propondremos las recetas al instituto y ellos nos aconsejarán».

«Estamos descubriendo que la uva Mencía, muy popular en Galicia, es una uva genial para combinar» dice Miguel, que, como su compañera, es un gran aficionado al vino. «La uva Mencía,  por ser tan ecléctica y tener menos cuerpo, encaja muy fácilmente con muchos platos».

El sector del foodTech
Miguel y Lorea forman parte de ese porcentaje de emprendedores que se meten en la aventura por querer realizar un sueño. Lorea era gestora de proyectos culturales y Miguel trabajaba en mejora de procesos y calidad. Y ambos, amantes de la cocina internacional. «Nos gusta tanto lo que estamos haciendo que nos pasamos el día trabajando», reconoce. Se sienten motivados por ver que las cosas salen bien, que los clientes y los proveedores están satisfechos y que el proyecto avanza.

«No voy a decir que montar una empresa es tarea de superhombres, porque también hay supermujeres», bromea Miguel, pero acto seguido cuenta que deben atender a un montón de parámetros y resulta agotador mantener el ritmo. «Alguna vez hay que pararse a coger oxígeno».

Todas aquellas empresas que de una u otra forma mezclan alimentación con tecnología se encuentran bajo el paraguas del denominado FoodTech. «Desde hace 5 años, las inversiones en este sector se han disparado», dice Miguel. Y concluye «los analistas con los que trabajamos nos dicen que estamos sobre algo muy grande, y eso nos hace pensar que estamos en la cresta de la ola».

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.