Fernando Vázquez, CEO de Imatia.

Fernando Vázquez, CEO de Imatia.

Imatia: software desde Galicia a medio mundo

La compañía viguesa tiene clientes como Inditex, Citroën o la Fuerza Aérea de los Estados Unidos

La trayectoria de Imatia, ganadora de diversos premios entre ellos el Galicia Spin-off en su apartado Sello de Calidad, es un ejemplo de que realmente es posible que una empresa nacida en el ámbito universitario pueda consolidarse a lo largo del tiempo,  sin olvidar sus raíces y aplicando lo que han sido sus señas de identidad desde un principio: innovación y diversificación. La compañía se ha especializado desde sus inicios en el desarrollo de software rápido para administraciones y empresas pero no renuncia a explorar otras vías de negocio y esa es una de las razones por las que sigue apostando por innovar, una cultura que siempre ha estado presente en Imatia.

Imatia1

Fernando Vázquez, CEO de Imatia, explica que el germen de la compañía estuvo en el grupo de investigación universitario DASA, creado en 1995, en Vigo. Diez años despues nacía Imatia, justo al mismo tiempo que aparecía la normativa que amparaba la creación de spin-offs. “Ya en el año 95 teníamos ideas y proyectos bastante avanzados para la época y con el tiempo, andando por el mundo, nos dimos cuenta de que realmente para hacer un proyecto de éxito tienes que tener un impacto local y generar empleo y riqueza a tu alrededor. Nuestra vocación siempre ha sido crear tecnología en Galicia y venderla fuera”, explica Vázquez.

La apuesta no ha ido mal del todo y, como consecuencia de ello, actualmente Imatia cuenta con clientes en los cinco continentes y se acerca al centenar de empleados. Vázquez agradece el apoyo que tuvo la compañía en los primeros momentos, cuando muchas administraciones y empresas apostaron por comprar sus productos frente a los que ofrecían las multinacionales. “Creo que los profesores universitarios, como es mi caso, tenemos el gran privilegio de hacer un trabajo que nos gusta y debemos devolver algo a la sociedad. Hay cerca de 6.000 profesores universitarios en Galicia y es muy importante que puedan contribuir a la generación de empleo aquí”, señala.

El proyecto de Imatia nació desde el grupo de investigación DASA de la Universidade de Vigo

El proceso de internacionalización de Imatia se ha distinguido por la búsqueda de socios locales que también quieran innovar. Este año se ha abierto la primera sede internacional de la empresa en Brasil y hay interés por continuar la expansión, especialmente en Latinoamérica por las posibilidades que presenta. Recientemente Imatia ha desarrollado su primer proyecto en África, concretamente en Marruecos donde ha vendido un proyecto de visión artificial para trenes. Entre los clientes de la empresa se encuentran desde multinacionales, como Inditex o PSA Peugeot Citroen, hasta instituciones como la Fuerza Aérea de Estados Unidos, la Xunta o Adif.

Aunque el desarrollo de software rápido (basado en la tecnología “ontimaze”) es el producto estrella de Imatia, la empresa no descuida la innovación en otros ámbitos como la robótica y espera poder incrementar su negocio en otras áreas en el futuro. “Un 30% de nuestra plantilla se dedica directamente a la innovación pero en realidad todos nuestros trabajadores se implican en ella porque está en nuestra cultura empresarial y hay que evolucionar continuamente para seguir siendo competitivos”, señala Vázquez, quien apunta la necesidad de potenciar la vertiente comercial de la empresa en los próximos años.

La compañía acaba de abrir delegación en Brasil y apuesta por Latinoamérica

Con el aval de su experiencia como profesor y creador de una spin-off, Vázquez explica que actualmente esta modalidad de desarrollo empresarial está más consolidada en la universidad pero parece que existe un cierto “declive” en la transferencia de tecnología. “No sé si se debe a que los centros tecnológicos se han hecho más fuertes en este papel o si está fallando algo”, añade. También apunta que es necesario renovar la plantilla de profesores universitarios porque “no hay recambio” para gente como él, que comenzó a dar clases a principios de los 90.

En su opinión, Galicia ha sido un lugar “privilegiado” a la hora de obtener financiación para proyectos de I+D, incluso durante la crisis ya que existía la posibilidad de acudir al fondo tecnológico de la UE. “El objetivo a alcanzar ahora es que las empresas podamos financiar nosotras mismas la inversión en I+D”, concluye el CEO de Imatia.

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.