Sitegi

Interfaz del software del nuevo prototipo, con ventanas que muestran los datos recogidos.

Un coche detectará los defectos de la red viaria

La Universidad de Vigo y cinco empresas gallegas crean un prototipo para escanear la carretera e interpretar los datos

La Universidad de Vigo y cinco empresas gallegas han creado un prototipo de automóvil que detecta de forma automatizada los defectos de la red viaria. El sistema, desarrollado por un grupo liderado por el grupo de investigación de geotecnologías aplicadas, permitirá “ajustar los presupuestos y optimizar los gastos” para el mantenimiento de carreteras y vías.

La nueva tecnología fue presentada este martes por el director de la Escola Técnica Superior de Enxeñaría (ETSE) de Minas de la universidad, José Benito Vázquez, uno de los investigadores de este proyecto, Higinio González, y el gestor de la compañía Misturas y portavoz de todas las empresas participantes, Javier Prego.

Según el director de la ETSE de Minas, se trata de un proyecto de transferencia tecnológica, que “refleja el compromiso de la universidad por llevar su conocimiento al mundo de la empresa del entorno”. Igualmente, el portavoz de las empresas ha  subrayado que, “lo más importante de este proyecto son los resultados”, que suponen un “ejemplo de que la colaboración público-privada puede tener muy buenos resultados”.

El objetivo es sustituir los actuales informes subjetivos proporcionados a partir de inspecciones visuales

Prego ha señalado que a través de este programa , denominado Sitegi, se ha creado “tecnología punta” que servirá, además, para que “las empresas puedan trabajar en el extranjero”. Se trata de un prototipo que, cuando finalice el proyecto, estas empresas pretenden implantar en el mercado ofreciéndolo como servicio, como valor añadido o alquilándolo, indicó el director de I+D+i de la empresa participante Enmacosa, Luis Nieto.

El objetivo es sustituir los actuales informes subjetivos proporcionados por operarios y técnicos a partir de inspecciones visuales, “en las que el grado de tecnificación es mínimo”, indica Higinio González. El equipo de 15 comenzó a trabajar en 2010, con el objetivo de desarrollar un proyecto que mejore la seguridad en las carreteras y abarate su mantenimiento. Después de tres años de desarrollo, los especialistas han creado un vehículo de mapeado móvil que permite la recolección automática de datos geométricos y radiométricos en campo, para la caracterización geométrica de las infraestructuras (pavimentos, túneles, taludes, etcétera) de forma que todos los defectos se detecten de forma automática.

“Lo que un operario puede visionar al día es muy limitado, mientras que con este coche puedes inspeccionar 100 kilómetros de carretera en una hora”, explica González. Un equipo de posicionamiento por satélite, un escáner láser, una cámara de vídeo para imágenes termográficas, un sistema de visión multicámara y un georradar permitem la inspección de la infraestructura viaria desde la superficie a una profundidad de un metro.

El nuevo sistema permitirá inspeccionar 100 kilómetros de carretera en una hora

Con toda esta tecnología, el automóvil adaptado por los ingenieros de la Universidad de Vigo es capaz de reconstruir la geometría 3D del entorno con precisiones centimétricas al tiempo que registra imágenes visibles y termográficas. “El software que hemos desarrollado también es clave, ya que nos permite analizar rápidamente los miles de datos que recogemos”, añade González.

El proyecto, que ha contado con un presupuesto de 3,6 millones de euros, ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del  Ministerio de Economía y Competitividad y las empresas Insitu Ingeniería, Lógica, Extraco, Enmacosa y Misturas.

Pruebas satisfactorias

Javier Prego, de Misturas, indicó que confían en el futuro del desarrollo por el que han apostado y que ya han estado probando con éxito en diferentes viales y obras de construcción de infraestructuras en diferentes localidades gallegas. “Tiene una gran utilidad tanto para la Administración pública, ya que abarata costes de mantenimiento, como para la mejora de los trabajos diarios de las empresas”. El desarrollo pertenece a la Universidad de Vigo, y aunque aún no se puede comercializar, las empresas participantes ya lo están introduciendo en el mercado. “Lo están usando para mejorar su situación competitiva y posicionarse también en el extranjero”.

Según han explicado sus responsables, el nuevo sistema permite pasar de “criterios subjetivos a otros más objetivos que permiten un mejor control”, ofrece “rigor” en las mediciones y un acercamiento a la obra con “una perspectiva más amplia”. Además, supone una mejora en la ejecución de las obras y permite abaratar costes de muchas estructuras, tanto en la construcción de una nueva obra como en el mantenimiento de las que están en servicio.

Prego se mostró esperanzado en que la nueva tecnología tenga demanda, ya que “tiene utilidad tanto para las empresas como para la administración pública”. También expresó su deseo de que las instituciones “tomen nota de estos equipos punteros“, ya que “no todas las empresas gallegas tienen acceso a ellas”.

El contexto actual de recortes , en el que el mantenimiento viario es más interesante para la Administración que la creación de nuevas infraestructuras, supone para los responsables de Sitegi un aliciente. El proyecto se ha desarrollado en dos fases. La primera consistió en el desarrollo de un vehículo de mapeado móvil para la recolección automática de datos, y la segunda en el desarrollo de aplicaciones informáticas para gestionarlos e interpretarlos.

2 respostas a “Un coche detectará los defectos de la red viaria”

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.