8e3ae2377b20f4d4a78c38295d8753f1_large

Biomimetismo: Piel de tiburón contra infecciones hospitalarias

En los hospitales nos curamos y podemos enfermar debido a las infecciones hospitalarias o nosocomiales. Cada año dos millones de personas adquieren infecciones en estancas de hospital. De ellas aproximadamente 100.000 mueren, este número está creciendo debido al incremento al incremento en la resistencia a antibióticos. Los datos de España se pueden consultar en la web Estudio de Prevalencia de las Infecciones Nosocomiales en España. La lucha contra estas infecciones se lleva a cabo de distintas formas desde el uso de productos para la limpieza de manos, antibióticos y otros antimicrobianos. Investigaciones recientes apuntan a los tiburones como una posible fuente inspiración para la prevención de estas infecciones.

Desinfección en el puerto de San Diego.

Desinfección en el puerto de San Diego.

Muchas superficies se ven colonizadas organismos ya sean bacterias en una habitación de hospital o balanos y mejillones en el casco de un barco donde niveles elevados de proliferación pueden reducir el rendimiento de la embarcación y aumentar sus necesidades de combustible (biofouling o bioincrustación). Los científicos investigan la manera de evitar esa colonización de los cascos de los barcos. Curiosamente, a pesar de moverse con lentitud, la piel de los tiburones no está colonizada ni por algas ni por balanos, algo inusual en el mar.

La empresa Sharklet se inspiró en la estructura de la piel de tiburón, constituida por miles de estrías dispuestas en forma de diamante, para desarrollar un material que es capaz de limitar el crecimiento bacteriano mediante un proceso conocido como mecanotransducción, el material genera estrés en los microorganismos de tal forma que las bacterias mueren en minutos sin darles tiempo a dividirse.

Sharklet está desarrollando un material para superficies hospitalarias que imita la piel de los tiburones. Es una delgada película que se puede instalar en las superficies que se tocan frecuentemente como las manillas de las puertas de los cuartos de baño o los pasamanos de las escaleras. Esto dificulta que las bacterias crezcan en estas zonas, incluso las resistentes a antibióticos, como el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o SARM (MRSA en inglés), reduciendo la posibilidad de infecciones bacterianas.

SKNT-300x215

Según Sharklet, este material puede reducir la transferencia de bacterias en un 97 por ciento. Es una buena noticia para los dos millones de pacientes que adquirirán estas infecciones en Estados Unidos este año. Otra buena noticia es que la lucha no se plantea desde el punto de vista de empleo de antibióticos (favoreciendo la parición de nuevas resistencias) sino desde el del empleo de nuevos materiales

Deixar unha resposta

XHTML: Podes empregar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

POLÍTICA DE COMENTARIOS:

GCiencia non publicará comentarios ofensivos, que non sexan respectuosos ou que conteñan expresións discriminatorias, difamatorias ou contrarias á lexislación vixente.

GCiencia no publicará comentarios ofensivos, que no sean respetuosos o que contentan expresiones discriminatorias, difamatorias o contrarias a la ley existente.